El Mini Countryman WRC ya rueda

A finales del mes de julio, Mini anunciaba su intención de volver al Mundial de Rallys de la mano del preparador británico Prodrive, un equipo con muchísima experiencia en el WRC después de más de una década al lado de Subaru. El coche no se espera hasta el próximo mes de mayo, cuando será presentado en Roma días antes de su participación en el Rally de Italia-Sardegna. No obstante, a pesar de que la fecha prevista aún está lejos en el calendario, los trabajos avanzan a muy buen ritmo.

Mini y Prodrive, en este sentido, acaban de completar la primera fase de pruebas del Mini Countryman WRC en las instalaciones que el preparador británico tiene en Warwickshire. Las pruebas se llevaron a cabo especialmente sobre asfalto, aunque en los cuatro días que duraron, el equipo también probó sobre tierra. Básicamente se trataba de asegurar que los componentes y sistemas funcionaban con garantías, antes de ir a Portugal para realizar una semana entera de pruebas.

Según el director técnico de Prodrive, David Lapworth:

Como con cualquier otro coche totalmente nuevo, es vital que nos tomemos nuestro tiempo para asegurarnos que todos los sistemas trabajan correctamente, antes de embarcarse en una semana larga de tests sobre tierra.

Estos tests en Portugal serán llevados a cabo, con casi toda seguridad, por Marcus Grönholm, quien habría aceptado la invitación de Prodrive para probar el coche en el país luso. De momento, no obstante, el piloto finlandés no ha tomado ninguna decisión acerca de su futuro, ya sea como piloto probador, o con un programa completo. Grönholm, que se retiró en 2007 después de estar dos años en Ford, ya colaboró con Prodrive cuando participó en el Rally de Portugal de 2009, a los mandos de un Subaru Impreza. El finlandés, quien nunca ha descartado un posible regreso a los tramos, aunque éste sea temporal, a punto estuvo de firmar con Subaru para un programa completo en 2009. Desgraciadamente, Subaru decició retirarse a finales del año anterior.

Lo que veis en la imagen, con los habituales colores de "camuflaje" que Mini usa en las pruebas de sus coches de calle, es temporal. Prodrive sigue trabajando en el paquete aerodinámico así como en el diseño general de la carrocería del Mini Countryman WRC. De momento, la cosa pinta bastante bien...

Vía: Autoblog | WRC