El Ferrari 599 Roadster ya ha sido presentado

El Ferrari 599 Roadster ya ha sido presentado. Desgraciadamente, nosotros, los aficionados de a pié, todavía tendremos que esperar unas semanas para recibir los primeros detalles del nuevo superdeportivo de Maranello. La presentación, rodeada del más absoluto secretismo, tuvo lugar aprovechando la celebración del Concorso d'Eleganza en Pebble Beach, Monterrey, California, y a ella asistieron un muy reducido grupo de clientes "especiales". Todo ha salido a la luz gracias a una carta que se ha filtrado a través del sitio Luxury4Play, donde el director de Ferrari North America, agradecía a un tal Nicolás Jiménez su presencia en el acto. La autenticidad de la carta ha sido confirmada, y mucho me temo que el bueno de Nicolás se va a quedar sin juguete estas Navidades...

Tan secreto era el acto, que los clientes tuvieron que firmar un documento de confidencialidad, así como entregar cámaras de fotos y teléfonos móviles a los guardas de seguridad de la entrada. Ferrari no quería que se filtrara ni la más mínima información acerca del 599 Roadster, y (casi) lo consiguieron.

Las primeras informaciones han ido apareciendo con cuentagotas, aunque si que se puede afirmar que el 599 Roadster no será simplemente un 599 GTB descapotable. Con tan sólo 100 unidades fabricadas, de las que entre 40 y 50 se destinarían al mercado norteamericano, el 599 Roadster contará con un techo de lona que se montará manualmente. En la jerga de Ferrari, más que de un roadster, estamos hablando de una barchetta, puesto que el coche está pensado para ser conducido siempre sin techo, un techo que sólo deberá ser usado en caso de necesidad. Me viene a la mente el reciente Porsche Boxster Spyder.

Lo mejor de todo, no obstante, es lo que se esconde bajo el capó. El 599 Roadster contará con la misma mecánica V12 del 599 GTO, con todos y cada uno de los 670 caballos que empujan al "Ferrari de calle más rápido de la historia". Tan sólo con imaginarme como debe ser conducir un coche como el GTO sin nada que me separe acústicamente del motor y los escapes, ya se me pone la piel de gallina. También hay que destacar que el peso de todo el conjunto no pesará más que un 599 GTB Fiorano convencional, cosa ciertamente remarcable si tenemos en cuenta que un descapotable siempre implica unos cuantos kilos de más respecto a la versión con techo.

A día de hoy todavía no se conoce con certeza si el coche se llamará 599 Roadster, si Ferrari usará Barchetta o Superamerica como ya hizo con el 550 y el 575M respectivamente, o si los de Maranello optarán por un nombre completamente nuevo. Las ventas no se espera que empiecen hasta verano de 2011, unas ventas reservadas a los clientes más adinerados, y es que el superdeportivo que nos ocupa será incluso más caro que el 599 GTO (que actualmente se vende en España por 356.000€).

Vía: Autoblog