Citroën y Lacoste unidos para sorprender

De vez en cuando los fabricantes de automóviles no dejan de sorprendernos en las innovaciones de sus concept car y prototipos. Sinceramente no sé quién ha tenido la idea esta vez, pero el resultado es el siguiente. Dos gigantes franceses estrecharon sus manos para formalizar un trabajo conjunto en un futuro próximo, Citroën y Lacoste quieren dar que hablar y lo han conseguido con un automóvil muy escénico y objetivo, ya que es un proyecto completamente viable y seguramente adorne nuestras calles muy pronto aunque no descarto que sea solo una iniciativa de publicidad.

El significado visual que encontramos en este Citroën Lacoste Concept, es la fusión de la moda y el deporte en una carrocería de lo más galáctica. Todavía no sabremos realmente si este prototipo lo conducirá únicamente profesionales como Rafael Nadal o Tiger Woods en las instalaciones deportivas, o será finalmente un hito en nuestras carreteras. De este diseño podemos objetar que es un vehículo compacto, con 3,45 metros de largo, 1,8 metros de ancho y 1,52 de alto.

No dispone de puertas por lo que lo hacen increíblemente accesible, en su interior pueden viajar hasta cuatro ocupantes, disfrutando de una visión panorámica segura y llena de detalles. Hablamos por supuesto de su carrocería descapotable dotada de un gran arco de seguridad antivuelco, donde en su interior esconde una capota hinchable que se desplegaría en caso de lluvia.

Los ocupantes se encontrarán ante una experiencia inédita y estarán envueltos ante el glamur y las reseñas que nos ofrece, el sello de Lacoste adorna cada rincón, desde los parachoques, molduras e interiores. En su interior encontramos una tecnología espontánea y lúdica, envolviendo a los pasajeros en una especie de cúpula futurista.

De esta manera, Citroën quiere romper con la rutina automovilística y sorprender al público con un modelo ligero, seguro, accesible y ecológico. Están seguros de que este prototipo gustará al público y que enamorará con sus detalles, correspondido con la nueva generación y ofreciendo al consumidor una elección arriesgada e innovadora que despertará todos sus sentidos.

En su aspecto exterior podemos encontrar innovaciones importantes como la eliminación de las puertas, con el fin de obtener nuestra conducción una relación directa con el exterior. Sin ir más lejos, el conductor podrá bajar el parabrisas en su totalidad durante el viaje para envolverse aún más en el entorno, adoptando una conducción totalmente abierta y fresca.

En la motorización, encontramos un pequeño propulsor de gasolina de tres cilindros, fabricado a conciencia para su funcionalidad óptima, una potencia técnica elaborada y adaptada expresamente a sus dimensiones y peso. Un motor ecológico de bajo consumo que respeta el entorno así como el diseño de su exterior que se adapta a cualquier circunstancia.

Está equipado con grandes neumáticos, que le otorgan rigidez para cualquier terreno además de tonificar gratamente el volumen y la potencia del chasis, convirtiéndolo así en mucho más interesante. Tiene un pequeño inconveniente para sus ocupantes traseros, ya que tendrán que saltar a su interior al no disponer de puertas.

Los asientos traseros son abatibles y dicho compartimento se une al maletero, proporcionando un espacio perfecto para colocar el equipaje. En su interior dispone de compartimentos diseñados expresamente para artículos de deporte, como raquetas, esquís, bicicletas, etc.

Una elección perfecta para hacer posible un fin de semana en familia transportando el ocio y la diversión de los más pequeños en nuestro propio coche. El salpicadero despierta gran innovación y tecnología, con un cuadro completamente electrónico y digital, el volante de dos radios es muy dinámico y vanguardista, puede desplazarse de su eje en altura hasta apoyarlo en el salpicadero para una cómoda instalación de sus ocupantes delanteros, optimizando así una forma muy ingeniosa y realmente cómoda.

Citroën Lacoste Concept estará presente en el salón internacional del automóvil en París.

Vía: Autoblog