Nuevos rumores sobre el coupe de Subaru

Desde que hace un par de años aparecieron los primeros rumores sobre una posible colaboración entre Subaru y Toyota para crear un coupé compacto con tracción trasera, muchas cosas han pasado. Hace algunos meses, Toyota presentó el concept FT-86, creando una expectación más que considerable. Este concept comparte la misma filosofía que hizo tan popular al AE86, todo un mito en Japón: ligereza, un motor aspirado, y tracción trasera. Por contra, de Subaru poco se ha comentado, y es que el proyecto habría estado "congelado" temporalmente debido a ciertas diferencias con su "socio" nipón.

Afortunadamente, las cosas parece que están cambiando y nuevas informaciones del Toyobaru han salido a la luz. Según Left Lane, el coupé de Subaru estaría basado en la misma plataforma del Legacy, aunque contaría con la suspensión trasera del Impreza. De esta forma, se lograría un coche confortable en líneas generales, aunque no tan "blando" cuando se esté rodando por tramos más virados. Las principales diferencias con el Toyota, no obstante, están en el apartado mecánico.

Mientras Toyota tiene previsto usar un motor bóxer aspirado de orígen Subaru, con 2 litros de cilindrada y una potencia que rondaría los 200 caballos, estos últimos habrían optado por utilizar el motor del Impreza WRX con 260 caballos de potencia. Ambos coches estarían, eso si, equipados por el mismo cambio manual de 6 relaciones, aunque no se descarta la aparición de un cambio automático en el futuro. Desgraciadamente para los fans de Subaru, éste no contaría con tracción a las cuatro ruedas, conformándose con tracción solamente a las ruedas traseras.

Por lo que respecta a la estética, ambos modelos serían prácticamente idénticos, ya que los paneles de la carrocería son los mismos. Las diferencias estarían principalmente en los parachoques, en la rejilla frontal y en las llantas.

Lo más interesante de este proyecto, no obstante, es la versión deportiva en la que STi estaría trabajando. Según Left Lane, esta versión contaría, como lo hace el Impreza WRX STi, con pasos de rueda más anchos, llantas más grandes, y una estética que lo diferenciaría sensiblemente de la versión WRX. Las prestaciones correrían a cargo del mismo 2.5 bóxer turbo que equipa el STi, con 305 caballos de potencia.

Con un precio similar al del actual Impreza WRX, el nuevo coupe de Subaru no se espera hasta bien entrado el 2011, cuando podría ser presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Tokyo. No nos queda otro remedio que ser pacientes, y es que las primeras unidades fabricadas no serían entregadas hasta el año siguiente.

Vía: Left Lane News | Foto: World Car Fans