Lotus presenta el Evora S y el Evora IPS antes del Salón de París

Parece que a Lotus le van bien las cosas últimamente. Al anuncio de que el tan esperado sustituto del Esprit vería la luz en el Salón de París, y tras la presentación de su "Formula 1 para clientes aventajados", el Exos Type 125, en el Concorso d'Eleganza de Pebble Beach, ahora le ha tocado el turno al Lotus Evora S y al Evora IPS, que han sido oficialmente presentados semanas antes de la cita parisina. Mientras que el primero es una versión más prestacional del deportivo británico, la segunda cuenta, por primera vez, con un cambio secuencial de seis relaciones con levas en el volante.

El Lotus Evora S, que fue cazado en el Nürburgring por última vez hace tan solo unos días, presenta mejoras sensibles que lo hacen, si cabe, todavía más rápido. El motor sigue siendo el mismo V6 de 3.5 litros de origen Toyota, al que los ingenieros de Lotus le han añadido un compresor (supercharger en inglés, de ahí la S), aumentando así la potencia hasta los 350 caballos y el par hasta los 400 Nm - ni más ni menos que 70 y 50 más, respectivamente, que en la versión standard. Las prestaciones han mejorado en consonancia al aumento de potencia: 277 km/h de velocidad máxima, y una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 4.8 segundos.

Lo mejor de todo es la inclusión de un sistema mediante el cual, el conductor podrá modificar una serie de parámetros a través de un botón "sport" situado en la consola central, convirtiendo al Evora S en una especie de Doctor Jekyll y Mister Hyde: apretando el botón mágico, el coche adopta un setting del control de estabilidad más agresivo, eleva el tope de revoluciones que puede alcanzar el motor, activa una válvula by-pass del escape que mejora sensiblemente el sonido, y acentúa la respuesta del acelerador. Con todas estas mejoras, el coche pasa a convertirse en una máquina prestacional de primer orden, aunque en cualquier momento, el conductor puede volver a domarlo con tan sólo un "click".

Exteriormente, no obstante, pocas son las mejoras introducidas en esta versión "sport". A unas llantas de nuevo diseño le debemos añadir un difusor trasero completamente nuevo, así como una salida de escape que pasa de ser doble a ser simple. Una estética que personalmente me ha dejado un poco frío, esperando algu más en la línea del Lotus Evora GT4 presentado también hace unas semanas.

Por lo que respecta al Lotus Evora IPS, éste no es más que un Evora convencional al que se le ha añadido una caja de cambios secuencial de seis relaciones con levas en el volante. Este cambio, cuyas siglas IPS significan Intelligent Precision Shift, permiten mover al Evora en modo totalmente automático o, por contra, elegir las marchas uno mismo - opciones que se manejan a través de unos botones situados en la consola central. Lo mejor de todo es el peso: normalmente los cambios secuenciales y automáticos implican un sensible aumento de peso, pero en el caso del fabricante británico, y siguiendo su filosofía del "less is more" siempre en busca de la ligereza, han conseguido que el coche mantenga el mismo peso que su homólogo con la opción manual.

Tendremos que estar atentos, pues, a la cita parisina, pues Lotus parece que nos tiene preparadas muchas sorpresas. La más esperada, eso si, sigue siendo la vuelta del Esprit, un debut que se espera con ansia desde hace ya demasiado tiempo.

Vía: Autoblog