Lotus Exos Type 125: un Formula 1 para clientes muy adinerados

Cuando Lotus anunció la presentación del misterioso Exos Type 125 en el Concorso d'Eleganza en Pebble Beach, de la que ya nos habló nuestro compañero Fernando Álvarez, estoy seguro que nadie se esperaba lo que los británicos nos tenían reservado. El Type 125 no es la enésima versión "especial" del Exige, no. Ni un Elise que conmemore el retorno de Lotus a la Formula 1. Nada más lejos de la realidad, de hecho: el Exos Type 125 es un Formula 1 para clientes muy adinerados, un Formula 1 en toda regla.

Por un millon de dólares, Lotus te ofrece la experiencia automovilística más impresionante que el dinero pueda comprar. Literalmente. Ni Ferrari FXX, ni Pagani Zonda R, ni Maserati MC12 Corse. Muy parecido al T127 que este año ha significado el retorno de Lotus a la Formula 1 (demasiadas similitudes veo yo!), equipará un motor Cosworth V8 "capado" de 3.5 litros, que dará 650 caballos a 11.300 rpm (11.800 rpm si usamos el botón push-to-pass). Con tan sólo 650 kilos de peso, la relación peso-potencia es estratosférica.

Tan solo se fabricarán 25 unidades, que a un millón de dólares por coche, deberían devolver parte de la inversión que Lotus ha hecho en su proyecto de Formula 1. De hecho, tras la prohibición de los tests en la Formula 1, y siendo un poco malpensados, este proyecto podría ser la forma que Lotus habría encontrado para saltarse esa normativa. Y es que la excusa no podría ser más buena: el T127 y este Exos Type 125 son prácticamente idénticos, por lo que no sería descabellado pensar que Lotus probase piezas en el T125 para luego usarlas en los coches de Trulli y Kovalainen. Evidentemente, esa no es la historia "oficial", pero piensa mal y acertarás. Todavía me acuerdo de la que se lió tras un "acto promocional" de Alonso con el F10 en Fiorano, al que se le acusó de haber usado dicho acto para probar mejoras en el coche.

A diferencia del T127, eso si, el Exos Type 125 contará con ciertas "comodidades" como pueda ser un botón de arranque desde dentro del coche, por lo que no será necesaria la intervención de ningún mecánico para encenderlo. Lo más sorprendente, no obstante, es el programa de mantenimiento que Lotus ha especificaco para el T125, y que nada tiene que ver con la Formula 1 actual. Mientras que estos coches (y especialmente sus motores) han de ser revisados tras cada carrera (unos 400 km), Lotus tiene estipulados unos intervalos entre revisiones de 4.500 kilómetros. Para un juguete que es básicamente como un Formula 1, eso es muchísimo. Prácticamente como para olvidarse.

Evidentemente, un millón de dólares no sólo te compra el coche. Con ese dinero, el afortunado propietario entraría en una especie de club donde recibiría cursos de conducción a cargo de ingenieros, técnicos y pilotos de la estructura que actualmente participa en la Formula 1. Y no estoy hablando sólo del aspecto técnico de la conducción, sino también de la preparación física que un piloto necesita para poder rodar a buen ritmo con uno de estos juguetes.

Con las primeras unidades esperadas para la primavera de 2011, Lotus también ha preparado para los afortunados propietarios una serie de eventos entre los que habrá cinco carreras, a disputarse en diferentes trazados europeos. Lo de "comprar un asiento en la Formula 1" nunca había sido tan fácil...

Vía: Skiddmark | Más información: Golden Gate Lotus Club