Hamilton, multado con 350€ por su «show» en Melbourne

Me imagino que todos recordareis el lío que se montó en Melbourne, durante el pasado Gran Premio de Australia, cuando Lewis Hamilton fue parado por la policía y acusado de "conducción temeraria" al ser pillado in fraganti quemando rueda cerca del circuito. El joven piloto británico, animado por unos aficionados, hizo un burnout y salió derrapando con el Mercedes-Benz C63 AMG que le había cedido un concesionario local.

Hace pocos días que se ha resuelto el caso, y el juez ha decidido imponerle una multa de 500 dólares australianos, que al cambio serían unos 350€. Hamilton, que no acudió a la vista a pesar de que se le esperaba, envió dos cartas al juez a través de su abogado, Sandip Mukerjea, en las que decía que el incidente fue causado por un "momentáneo error de juicio" y que le provocó "vergüenza, humillación y preocupación" gracias al gran revuelo mediático que se genero alrededor del caso. Un revuelo que el piloto británico entiende como "una forma de castigo", aunque insistió en que él "tuvo el coche bajo control en todo momento".

Una multa de 350€ que suena más bien a poco, teniendo en cuenta que el piloto británico cobra varios millones por temporada. Queda claro, pues, que las autoridades australianas no han usado este caso de manera "ejemplarizante" como podría haber pasado, por lo que Hamilton puede respirar tranquilo. Eso si, acusar un piloto de Formula 1 de "perder el control del coche" por quemar rueda y hacer un derrape suena, como mínimo, un poco ridículo. Y eso que en ningún caso estoy intentando justificar la actitud, totalmente reprochable, del piloto de McLaren.

Vía: ESPN F1 | Foto: Reuters