El nuevo biplaza de Abarth estará basado en el KTM X-Bow

En 2007, Fiat tomó la decisión de recuperar del "cajón de los recuerdos" la marca Abarth, que llevaba casi olvidada desde mediados de los 80. Hasta ese año, el nombre del preparador italiano tan sólo había aparecido en forma de versiones de dudosa deportividad de algunos modelos de la marca Fiat, como el Cincocento o el Stilo. En 2007, no obstante, las cosas cambiaron, y es que la marca Abarth dejó de aparecer como un acabado más, para pasar a ser una marca independiente a todos los niveles. Después de introducir el Abarth Grande Punto y el Abarth 500, y una vez ya consolidados como una marca de cierto prestigio, parece que los directivos italianos quieren dar un nuevo giro a la marca apuntando todavía más arriba: el nuevo objetivo es ni más ni menos que el Lotus Elise.

David López hace unas semanas nos hablaba de la intención de Abarth de fabricar un deportivo biplaza de motor central. Ahora, gracias a Auto Express, hemos podido saber nuevos detalles del próximo deportivo italiano. Según la fuente, Abarth habría adquirido un KTM X-Box como base sobre la cual desarrollar su propuesta. Mientras que el modelo austríaco, introducido en el mercado tan solo 2 años atrás, cuenta con un motor de orígen Audi situado en posición central, el nuevo Abarth biplaza utilizará el motor MultiAir turbo de 1.8 litros de cilindrada, que ya equipa el Grande Punto, ofreciendo una potencia que rondaría los 200 caballos.

El coche usará la misma estructura de fibra de carbono en la que se basa el X-Bow, aunque la estética no será tan radical, contando con unas líneas más suaves y en consonancia con el resto de modelos de la gama Abarth. Eso seguramente añadirá unos kilos extra a los 790kg que pesa el deportivo austriaco, pero a pesar del aumento, el nuevo Abarth contará con muy buenas prestaciones que lo acercarían bastante al Lotus Elise, el modelo que los ingenieros de Abarth han tomado como referencia, tanta a nivel deportivo como comercial.

Lo curioso del asunto es que, según comenta la fuente, Abarth habría considerado inicialmente usar el Lotus Elise como punto de partida para el deportivo italiano. No obstante, el hecho de que la tecnología presente en el biplaza inglés cuenta ya con casi 20 años, habría hecho que los técnicos de la marca italiana finalmente optasen por basar su propuesta en un coche dotado de tecnología más moderna. Y ahí apareció el KTM, que entre otras cosas, cuenta con un monocasco fabricado en fibra de carbono, mientras que el Lotus Elise se conforma con un monocasco realizado en aluminio.

El resultado final no se espera hasta el 2013, aunque todavía no se ha decidido si el coche se fabricará en una única serie de producción de 2,000 unidades, o por el contrario, el nuevo Abarth será una versión todavía más limitada y al alcance de muy pocos. El precio, eso sí, se espera que esté entre los 50,600€ y los 60,300€, cantidades que lo situarían muy por encima del resto de modelos de gama.

Vía: Auto Express