Donto P1, el rival argentino del KTM X-Bow

Argentina no es un país que suela destacar especialmente por la fabricación de automóviles. Más bien al contrario, y eso que entre sus personajes ilustres figuran nombres como Juan Manuel Fangio, el que para muchos ha sido el mejor piloto de Formula 1 de todos los tiempos, o Horacio Pagani, fundador de la marca italiana que lleva su propio nombre. Esto parace que podría cambiar si el Donto P1 logra convertirse en una realidad: marcarse el objetivo de superar al KTM X-Bow o al Ariel Atom es, de entrada, toda una declaración de intenciones.

El Donto P1 es el primer proyecto de Donto Motor Company, y ha sido construido gracias al empeño del piloto y empresario Laureano Campanera. Especialmente pensado para el mercado exterior (aunque su comercialización en Argentina no se ha descartado), el Donto se ha inspirado en el X-Bow y el Atom, y al igual que éstos, su hábitat natural deberían ser los circuitos. No obstante, se está trabajando para poder homologarlo en diferentes países, para garantizar de este modo que pueda usarse también en la carretera.

Según Lucas López, diseñador del P1, el coche se ha realizado partiendo de una hoja en blanco:

Siempre es fácil tirar ideas dibujando inconscientemente un Ferrari, un Porsche o un Lamborghini y luego plantear una serie de cambios que lo hicieran diferente. Y de eso es de lo que nos queríamos mantener alejados. Poner los gustos personales a un lado y diseñar con la mente tan blanca como la hoja no es para nada fácil, por el contrario, es sumamente difícil. La meta era clara desde el inicio, hacer un auto transgresor y de espectaculares prestaciones.

El chasis ya ha sido aprobado por la FIA, y es obra de Héctor ‘Tito’ Pérez, un ingeniero "chasista" argentino que cuenta con 400 coches en su currículum particular: desde monoplazas, hasta turismos o coches de rallye. El P1 cuenta con una carrocería exoesquelética, como la de un invertebrado. Un diseño muy en la línea del KTM X-Bow, aunque a diferencia de éste, el Donto cuenta con un techo rígido desmontable. Aunque los materiales de fabricación todavía no han sido especificados, el peso no debería superar los 700 kilos, haciendo del P1 un juguete sumamente entretenido.

Otra de las cosas que todavía no están decididas es la mecánica. De momento, los primeros prototipos han sido equipados con motores 1.8T de origen Volkswagen/Audi, ofreciendo potencias en torno a los 180 caballos. Su principal rival, curiosamente, también equipa un motor desarrollado por el gigante alemán, aunque en el caso de X-Bow, éste es el mismo 2.0 TFSI que también monta el Volkswagen Golf GTI

El proyecto se inició en secreto hace 18 meses, con un programa de pruebas que incluía tests en circuitos a puerta cerrada. Ahora, después de haber completado la primera fase de pruebas con éxito, el equipo de Campanera está trabajando ya en un prototipo terminado para poder mostrarlo al mundo.

Con un precio que no debería superar los $55.000 (43.300€ al cambio), el Donto P1 suena como una alternativa muy válida a deportivos como el X-Bow de KTM, o el Ariel Atom. Con un peso tan liviano y un motor turbo de 200 caballos, las prestaciones deberían estar más que garantizadas. Ahora solo nos queda esperar a ver si este proyecto cuaja de verdad, algo que, visto el trabajo hecho hasta el momento, no debería extrañar a nadie.

Vía: Autoblog Argentina