Accidente de un McLaren F1 en Alemania

El pasado 30 de Julio un McLaren F1 se vio involucrado en un accidente de circulación en Alemania. Según el informe policial, el incidente ocurrió en la autobahn A48, cerca de Bendorf. Parece ser que en un tramo de la autopista próximo a una zona en obras, un coche se cruzó delante del F1, obligando al conductor del McLaren a girar bruscamente. Las consecuencias las podéis ver en la imagen: el deportivo se llevó por delante dos coches que circulaban más despacio por el carril del medio, destrozando la parte frontal izquierda del F1... lo que traducido en euros no debe ser poco.

Este McLaren F1 no es precisamente un desconocido. Con un llamativo color azul "pitufo" y unas llantas pintadas en negro, este F1 pertenece a un hombre que se hace llamar Flemke, quien cuenta con un hilo en Piston Heads, que con el tiempo, se ha convertido en toda una enciclopedia sobre el supercoche diseñado por Gordon Murray. Con más de 238 páginas en su último topic (y con éste ya van cuatro!), Flemke ha ido explicando a lo largo de los años todas las modificaciones que ha hecho en su McLaren.

Participando asiduamente en trackdays y multitud de eventos, esta unidad tiene más kilómetros que cualquier otro F1, y cuenta con innumerables mejoras, que afectan a puntos clave del coche como puedan ser los frenos, las suspensiones o los neumáticos. En otras palabras: mejorarando lo inmejorable. Y poniendo al día un coche que, a pesar de contar ya con 15 primaveras a sus espaldas, todavía sigue siendo para muchos la referencia a batir. No exageraríamos, pues, si dijesemos que esta unidad del F1 es la que mejor se conserva de todas.

Aunque las palabras "McLaren" y "autobahn" en la misma frase puedan llevar a pensar que el deportivo británico iba circulando a más de 300 km/h, las cosas fueron bien diferentes. Según cuenta el propio protagonista:

Mi carril estaba despejado delante de mi, con la sufiente distancia para frenar con seguridad en caso de necesitarlo. En el carril central había tres coches, circulando más despacio de lo que yo lo hacía. Justo cuando yo llegaba a la altura del tercer coche, éste se cruzó delante de mi sin previo aviso. La diferencia de velocidad entre los dos coches dejaba claro que el impacto era inevitable, así que la única opción que tenía era moverme al carril central. El problema fue que, por alguna razón que a día de hoy todavía no logro comprender, los dos coches del carril central, que ya estaban circulando más despacio que yo, frenaron todavía más. Yo pisé el freno con todas mis fuerzas mientras trataba de ver si había algún hueco por el cual pudiese llegar al carril de la derecha. Como se puede ver en las fotografías, el carril de la derecha se convertía en una rampa de salida muy estrecha y con guardarrailes que llegaban hasta el mismo asfalto, por lo que de haber utilizado esa opción, el resultado podría haber sido todavía peor, tanto a nivel de daños materiales como personales, muchísimo peor que un simple impacto por alcance. De ahí el resultado.

Algunas fuentes hablan ya de facturas que superarían los 100,000 euros, aunque el propio Flemke afirma que el coche todavía no ha sido enviado a la fábrica de Woking. Por suerte, parece ser que los daños son sobretodo cosméticos, sin que el subchasis haya sido dañado, cosa que de otra forma, hubiese inflado todavía más la factura del planchista. McLaren todavía cuenta con un stock considerable de piezas de repuesto, por lo que no sería de extrañar que podamos ver el coche de nuevo en las carreteras antes de lo esperado...

Escenas como estas duelen nada más verlas, pero a uno le consuela saber que los daños no son tan graves como podríamos pensar en un primer momento. Y consuela también el hecho de saber que hay apasionados al motor que no tienen problemas en hacer kilómetros con un coche de este calibre. Después de todo, prefiero ver este F1 en la carretera con el morro (ligeramente) dañado, que encerrado en un museo y con tan solo un centenar de kilómetros a sus espaldas.

Vía: Piston Heads