Porsche expone su «visión electrica» del sector automovilístico

Porsche está en el candelero. Los que nos seguís esto no os debería sonar nada raro, puesto que este mes de Julio, Porsche está más atareada que nunca con el tema de los coches eléctricos. Ya informamos hace poco, a través de nuestro compañero Fernando Álvarez, que Porsche estaba haciendo pruebas con tres Boxter eléctricos. También hace 15 diás, más o menos, Fernando volvió a informar a cerca del famoso 918 Spyder Hybrid Concept.

Está claro que una marca tan prestigiosa como la alemana, no expone nuevos modelos, ni tampoco hace pruebas así por que sí, si no tienen ningún plan de futuro. Son una empresa con un marcado sentido práctico en el sector del automóvil. Saben hacer las cosas bien, y esto se traduce en eficacia. Si embargo, hoy tenemos un poco más claro, que significa para Porsche el mundo de los coches eléctricos.

Porsche fabricará coches eléctricos, pero condiciona su apuesta en esta materia, a que los futuros vehículos de este tipo tengan las mismas prestaciones y la misma autonomía que sus deportivos actuales. Así lo aseguró el todavía presidente y consejero delegado de Porsche, Michael Macht, con motivo a la incorporación de la firma alemana al proyecto 'Modelo para la electromovilidad en la región de Stuttgart', al que la compañía aportará tres Boxster eléctricos del que hablaba nuestro compañero de redacción Fernando.

Macht, que cederá la presidencia de Porsche a Matthias Müller el próximo 1 de octubre, dejó clara la apuesta de la empresa por los coches eléctricos:

Ofreceremos, sin duda, deportivos eléctricos en el futuro. Pero para nosotros, este concepto sólo tiene sentido si proporciona unas prestaciones y una autonomía comparables a las de los vehículos deportivos actuales.

Sin embargo, mientras las administraciones públicas se empeñan en alcanzas la movilidad eléctrica cuanto antes, las marcas apuestan por una transición suave hacia nuevas fuentes de energía, desarrollando la tecnología híbrida, motores de menor cilindrada, etc. Tanto es así, que el actual ministro de transporte germano, Peter Ramsauer, parece decidido a alcanzar una reducción del 40% con respecto a las emisiones del país en 1990. No hace falta recalcar el daño que una medida así haría a una marca como Porsche, por si acaso, ya están algunos ensayos, como el 918 Spyder.

Por otro lado, Porsche está desarrollando el 911 GT3 R Hybrid, un vehículo de 480 caballos diseñado para competición, y también el todoterreno Cayenne S Hybrid, que ofrece 380 caballos con un consumo de 8,2 litros a los cien kilómetros y con unas emisiones de CO2 de 193 gramos por kilómetro. Porsche utilizará esta nueva tecnología híbrida para el futuro Panamera S Hybrid, cuyo lanzamiento al mercado está previsto para el próximo año.

Via: MotorPasión