El próximo Mazda MX-5, a dieta

Es cierto que los coches, con los años y las nuevas medidas de seguridad, van ganando peso de forma notable. Solo hay que ver la diferencia que hay entre el actual Golf y el original de 1974. Carrocerías reforzadas, llantas más grandes, más equipamiento... Todo esto hace que los coches de hoy en día no puedan ofrecer las mismas sensaciones al volante que los coches de antaño. Mazda no se escapa, y aunque su actual MX-5 haya sido premiado recientemente como el mejor deportivo en el Reino Unido, los directivos de la compañia no están contentos con sus kilos de más.

Muchos són los que han criticado la actual generación del MX-5 por ser muy pesada y poco fiel al Miata original de 1989. Con tal de corregir esta situación, los ingenieros de la firma nipona se han marcado un peso máximo de 1000 kilos para la próxima generación del pequeño roadster japonés. Exactamente lo mismo que hicieron 20 años atrás. Esto situaría al MX-5 mucho más cerca del Lotus Elise que, por ejemplo, del Audi TT o el BMW Z4, coches con los que habitualmente se le compara.

El próximo MX-5, como se puede ver en la imagen, contará también con el diseño Nagare, la "sonrisa" que tienen la mayoría de Mazdas actuales. Inspirado en el aire y el agua, ésta es la línea de diseño que Mazda ha seguido desde 2006. Y aunque el próximo otoño se presentará un nuevo concept que marcará la dirección hacia donde irán los nuevos diseños de la marca japonesa, el MX-5 es visto por los directivos como el candidato ideal para cerrar la era Nagare.

Aunque todavía no hay confirmación sobre las mecánicas que equipará el nuevo roadster, Autocar comenta que los MX-5 serán los primeros en usas la nueva gama de motores de gasolina Sky-G, muy probablemente un 1.6 y un 1.8. Estos motores irán unidos a un cambio manual de 6 velocidades, al cual se le unirá un cambio de doble embrague, que está previsto que esté listo en los próximos 3 años.