Dagger GT, sensación extrema

Como ya habréis estado viendo, no me gusta ni lo común ni la monotonía, prefiero lo exótico y lo que no conoce nadie, para poder enseñaroslo y que os alimentéis de aquello que no váis a encontrar ni en los supermercados de las grandes superfícies. Ladies & Gentlemen, no parpadeéis en los próximos minutos, cada segundo que pasará a continuación es una pizca del futuro del supercar: Dagger GT.

Olvidaros de todos los datos de rendimiento de cualquier superdeportivo hasta la fecha de hoy, hay un antes y un después. Las lineas de este deportivo provienen de una entremezcla entre un frontal de un Italia o un conjunto extraído del Saleen S7, esa combinación a priori podría ser bastante atractiva, pero el resultado final del conjunto ha sido explosivo. Bueno ya esta bien de rollos y os voy a contar de que va el tema.

El agua de la fuente de la que me alimento no es muy transparente que digamos, pero creo que el motor es un LS7 que proviene del Corvette, V8 de 7 litros y 16 valvulas. El modelo Mosler Red Devil, ya montó el mismo bloque, al cual le sacaron hasta más de 1600 cv. Los chicos de Nelson Racing no se andan con tonterias y emprendieron un camino que ahora ha sido casi perfeccionado. Los colaboradores del proyecto del Dagger GT son Transtar Racing un clásico de la industria automotriz en los Estados Unidos, la NASA como cabeza pensante y de diseñador el gabinete de Saleen.

Esta vez, la combinación de estas empresas ha dado un fruto difícil de conseguir. El motor rinde hasta los 2000 cv con un par motor de hasta 2710 Nm. Su 0-100 Km/h es de 1,5 segundos y su cuarto de milla aseguran que lo realiza en 6,7 segundos. No me he equivocado en Nada, ¿Puede haber algo más bestial? La caja de cambios de 6 velocidades es una propuesta de Transtar, al igual que se propuso una alimentación combinada para el bicho de gasolina, metanol, hidrógeno y etanol. Su velocidad punta se sitúa en los 483 Km/h.

Ya habréis supuesto que reina la fibra de carbono y su aerodinámica es, despues de todo, muy eficaz. Siguiendo por el camino de la máxima exclusividad, solo se fabricarán 10 unidades en total, de las cuales 5 se entregarán en 2011 a un precio de 360.000 euros, donde 3 ya han sido vendidas. Habrá 3 variantes disponibles, una radical para calle y circuito, otra "suave" para la calle, y otra extrema para circuito. Me arriesgo a deciros que el mercado al que va dirigido es el de Estados Unidos, y también os digo que no on perdáis el capitulo de Top Gear cuando lo prueben porque será la última vez que lo veáis.

Vía: Worldcarfans