El nuevo C4 ve la luz

Citroën ha presentado su nuevo C4 en sociedad esta semana aunque su primera aparición en público no será, previsiblemente, hasta octubre, en el Salón del Automóvil de París. El lanzamiento de la última joya de la factoría Citroën se une al reciente de Opel de su nuevo Astra y a la tercera generación de Ford Focus, en la lucha por un sector muy competitivo.

La nueva versión no es una cambio radical aunque sí mejora bastante la imagen del C4. El equipamiento y el motor no sufren grandes cambios pero el diseño, las calidades y la incorporación de un modelo con tres puertas dan un nuevo toque al C4. En su estética el C4 hereda buena parte del estilo del prototipo DS High Rider, presentado en el pasado Salón del Automóvil de Ginebra. Las líneas fluidas, estilizadas y modernas se combinan a la perfección en una carrocería de cinco puertas que, según los datos de la firma francesa, ha crecido en dimensiones en todas sus cotas.

El nuevo Citroën C4 mide 4,33 m de longitud (5 cm más que el modelo al que sustituirá), 1,79 m de ancho (2 cm más) y 1,49 m de altura (3 cm más).

La oferta de motores no es rompedora con las líneas anteriores de Citroën. Las versiones de gasolina y diesel van desde los 90 hasta los 155CV, aunque se espera alguna mejora en los propulsores para versiones posteriores.

En cuanto al bolsillo, Citroën todavía no ha concretado los equipamientos concretos y los precios del nuevo C4 para nuestro país, en cuanto los tengamos actualizaremos esta entrada. Si nos vamos a sus rivales, lo cierto es que no deberían variar mucho entre una generación y otra. Renault Mégane, Opel Astra y Ford Focus son directamente sus competidores más claros. Salvo el Focus, del que ya conocemos su relevo, los otros dos han sido actualizados hace poco.

Vía: DiarioMotor