La Misión Argentina consigue un formidable 1-2 en Nürburgring

Los argentinos que fueron a correr al Nordschleife partieron bajo el lema, "la misión argentina". Este nombre encierra una historia añeja y mágica. Fue cuando tres Torino fueron los que más vueltas a la pista dieron, pero no ganaron por una infracción al reglamento.

De todos modos, hoy la historia es otra, aunque no menos sorprendente. Es que el cuarto integrado por Oscar Fineschi, Juan Cusano, Juan José Gárriz y Sergio Rodríguez obtuvo la victoria en la clase SP4 (motores entre 2.000 y 2.500 cc) con un BMW 325i. Eso no es todo, otro grupo de compatriotas conformado por Rubén Salerno, Omar El Bacha, Jorge Cersósimo y Gastón Ricardo, completaron el inédito 1-2. En la clase principal, BMW ganó de manera inesperada.

Lo interesante es que no son los pilotos más rápidos de Argentina del momento, pero Salerno habló y dijo justo lo mismo que yo pensaba: "Es un honor estar en este circuito y en esta carrera. No es para cualquiera. Sé que muchos de los consagrados piensan que somos pilotos del montón, puede ser, pero nosotros nos animamos, hicimos el gasto y nos jugamos el pellejo. Corrimos en Nürburgring y eso no tiene precio. Nosotros estamos acá, los demás no sé si lo harán".

Quien al menos conozca el dibujo de esta pista de más de 20 kilómetros de extensión e inagotables curvas, sabe que no cualquier se anima a manejar allí.

Por mi parte, felicito a estos compatriotas y espero que esto sirva para que muchos más pilotos comiencen a prestar atención a este tipo de eventos y para que las 24 Horas de Nürburgring vuelvan a tener importancia en Argentina.

Vía: Cosas de Autos