Fernando Alonso y su Maserati GranCabrio

A Fernando Alonso le han preguntado desde Ferrari, qué coche quería para sus traslados diarios por Maranello y alrededores o para alguna salida privada. El ovetense, ni lento ni prezoso, no ha elegido otro 458 Italia, ya que Ferrari le regaló uno personalizado, sino que ha elegido a un Maserati GranCabrio de impecable color gris plomo.

Aún no se sabe si éste será su "coche corporativo" o si Fernando se decidió a comprarse el Maserati porque simplemente quiso y pudo, o le gustó más que otros coches del grupo. De la manera que sea, estoy seguro que lo merece; ha trabajado demasiado duro como para no permitirse un lujo así. Esperamos ver a Fernando en alguna oportunidad a bordo de este impresionante cabrío y que se cuelen algunas fotos por ahí.

Vía: Inside Line