Pruebas de choque del IIHS en EEUU: Chevrolet Cobalt, Ford Focus, Honda Civic, Scion tC y Volvo C30

focus-iihs

El IIHS norteamericano hizo pruebas de choque sobre modelos de dos puertas, que se comercializan en el mercado norteamericano. La idea era probar si los coupé ofrecían la misma seguridad estructural que sus hermanos de cuatro puertas, lo cual fue comprobado con aceptables calificaciones. Esta vez, los modelos de orígen europeo acapararon el calificador del IIHS.

Para choques frontales, el Ford Focus y el Volvo C30 fueron los mejores de los probados contra el impiadoso muro, ofreciendo el máximo nivel que exige el organismo en cuanto a seguridad. El Scion TC quedó con resultados intermedios, mayormente en la seguridad que ofrecen los airbag, no muy efectivos con la cabeza del dummy.

A la hora de los impactos laterales, nuevamente el Focus y el C30 salieron mejor parados que sus compañeros de prueba. Del resto, el Civic y el Scion acusaron fuerzas excesivas sobre el pecho del dummy, pudiendo provocar fracturas de costillas o incluso de pelvis. En el Cobalt, la intrusión dentro del habitáculo fue considerada excesiva, con una calificación de choque lateral mediocre.

Para los impactos traseros, los asientos fueron quitados de todos los vehículos y sometidos a pruebas de impacto para evaluar tanto el diseño de los asientos, como el sistema tensor de los cinturones de seguridad. En esta prueba, todos los modelos salieron satisfactoriamente bien, menos el Scion tC.

El IIHS evalúa a los vehículos de la siguiente manera: choque frontal a 64 km/h, choque lateral contra una barrera moviéndose a 49.6 km/h y los impactos desde atrás son medidos a 32 km/h. El video de las pruebas, después del salto.