Volvo llamando a revisión por culpa de los filtros antipartículas

volvo_c30.jpg

Ya nos temíamos que los FAP (filtros antipartículas) nos iban a dar motivos para más de un post, y no precisamente de los divertidos.

Este nos llega de parte de Volvo, que tendrá que pasar por taller a 49.500 unidades de C30, S40 y V50 construidos en 2005 con el motor 1.6 diesel.

El problema afecta al filtro de partículas, que ha salido más díscolo e indisciplinado de lo que esperaban los técnicos suecos. Al parecer se obstruye antes de los previsto debido a un error de programación de la centralita que lo gestiona, con la consiguiente pérdida de rendimiento del motor y el riesgo de incendio derivado del sobrecalentamiento del filtro.