Marbella: corrupción hasta en los coches

marbella.jpg

Marbella es mundialmente famosa por su sol, sus playas, sus cochazos y, últimamente, por la alucinante (por su impunidad) trama de corrupción urbanística que la asola desde hace años.
Y ahora se está descubriendo que la corrupción no sólo afectaba a terrenos y ladrillos, sino que alcanzaba también a coches... incluso los de la policía municipal.

La Policía Nacional requisó uno de los vehículos patrulla de la Policía Local de Marbella tras comprobarse que éste había sido robado en Francia y que le habían colocado matrículas falsas para que coincidiesen con la nueva documentación. La Policiía Científica descubrió que el número de serie original del bastidor había sido alterado.

Este es el segundo caso que concierne a un coche municipal marbellí después de conocerse que uno de los todoterrenos (BMW X5) que conducía la ex alcaldesa, Marisol Yagüe, también había sido sustraído.

Este coche fue recuperado en 2004 porque estaba ¡abandonado en la vía pública!. Salió a subasta ese mismo año, pero se lo adjudicó la Policía Local, que a su vez lo cedió a Marisol Yagüe para su uso privado. En ambos casos, los dos turismos habían sido adquiridos en subasta por la Policía Local.

Parece confirmarse así la hipótesis policial de que, paralelamente con la trama de corrupción política y urbanística, en Marbella se había urdido una red para sacar en supuestas subastas públicas los coches requisados. Al parecer, a éstas sólo asistían un reducido número de invitados de confianza.

Las fuentes consultadas señalaron que existe una duda trascendental que, en caso de demostrarse la existencia de esta presunta trama, agravaría los cargos: ¿trataba de localizar realmente la Policía Local de Marbella a los propietarios de los vehículos?