El Volvo XC60 Plug-in Hybrid no es un novato, aunque todavía no se vende, y eso es porque llevamos más de un año y medio con el concept car presentado pero sin la confirmación de la comercialización. Eso si, en el último evento de Volvo pudimos hablar con los responsables en España y nos confirmaron que llegar va a llegar, y que supondrá una pequeña revolución para este segmento. Es por eso que hemos querido analizar las cinco claves por las que el Volvo XC60 Plug-in Hybrid debe convencer.

45 km en modo 100% eléctrico

Volvo XC60 Plug-in Hybrid

Lo más destacable en el Volvo XC60 Plug-in Hybrid será la posibilidad de realizar hasta 45 kilómetros sin gastar ni un sólo Euro en gasolina. Esto es posible gracias a la batería de gran capacidad de iones de litio con 12 kWh, aunque para la propulsión del coche tan sólo se emplean 8 para alargar la vida útil de la misma.

Eso si, estamos ante un modelo Plug-in por lo que deberás conectarlo a la red para cargar sus baterías. En una toma convencional se recargan en tres horas y media. No sabemos si será compatible con la recarga rápida, pero sería muy interesante, que en, por ejemplo, 15 minutos, volviéramos a tener las baterías cargadas. Veremos si el modelo de producción permite esto.

Tres modos de conducción

Volvo XC60 Plug-in Hybrid

Este tipo de vehículos híbridos tienen tres modos para la conducción y el Volvo XC60 Plug-in Hybrid no podía ser menos: "Pure", "Hybrid" y "Power". Tres modos para tres tipos de conducción totalmente diferentes.

  • Modo Pure: es la manera de moverse solamente con el motor eléctrico, y con el que podemos recorrer hasta 45 kilómetros sin emitir ni un gramo de CO2.

  • Modo Hybrid: es el modo más particular ya que si bien el coche se comporta como un híbrido convencional, hay un aspecto muy destacable: los dos motores no siempre funcionan al mismo tiempo por lo que no siempre tendremos la tracción total activada. Para ello hay que pulsar el botón AWD. Según Volvo: el motor de gasolina y el eléctrico cooperan para dar el máximo placer de conducción con el mínimo impacto ambiental. En este modo es con el que se pueden lograr hasta 960 kilómetros sin parar a repostar gracias a un consumo de 2,3 litros a los 100.

  • Modo Power: si necesitas todo lo que puede ofrecer un vehículo con 350 caballos, este es tu modo. Los dos propulsores trabajarán al unísono para que el Volvo XC60 Plug-in Hybrid acelere de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos y alcance los 210 km/h de velocidad máxima.

350 caballos con un consumo ridículo de 2,3 l/100 km

Volvo XC60 Plug-in Hybrid

Quien nos iba a decir hace unos años que podríamos tener un SUV con tracción integral y 350 caballos pero con el consumo de un mechero, literalmente, el de un mechero. Yo desde luego no y creo que muchos de vosotros tampoco.

La asociación de dos motores, uno gasolina con 2 litros, cuatro cilindros y 280 caballos de potencia, con uno eléctrico de 70 caballos permiten al Volvo XC60 Plug-in Hybrid ser mucho más potente, rápido y prestacional que el modelo más radical que se encuentra dentro de la gama XC60, el T6.

Si los comparamos, el híbrido es 8 décimas más rápido en el 0 a 100 y consume 8,4 litros menos cada 100 kilómetros. Además, es 45 caballos más potente y la velocidad máxima es la misma. Queda por tanto bien claro, que el Volvo XC60 Plug-in Hybrid cuando llegue será el XC60 más rápido, mas radical y más ahorrador con el bolsillo del conductor.

Tracción integral híbrida

Volvo XC60 Plug-in Hybrid

El sistema de tracción total del Volvo XC60 Plug-in Hybrid es quizá uno de los puntos más interesantes. El motor térmico mueve únicamente las ruedas delanteras, mientras que el eléctrico hace lo propio con las traseras. Es decir, cuando circulamos en modo eléctrico estamos ante un tracción trasera y si nos movemos empleando sólo el motor de combustión estamos ante un tracción delantera.

Para tener tracción integral y a la vez consumir poco, en Volvo han decidido que esto se active, o bien cuando se lo pedimos mediante el acelerador o bien empleando un botón AWD que obliga a que se ponga en modo híbrido. Esto tiene una ventaja enorme, el consumo, cuando no necesitamos la tracción integral se reduce a la mínima expresión.

Volvo ha trabajado mucho en el reparto de pesos, por lo que el motor de gasolina está situado en el capó, de forma tradicional, mientras que el eléctrico y las baterías, están situados en la parte posterior. Digamos que con esta configuración, Volvo está desarrollando un modelo con tracción integral híbrida, muy parecida en los actuales modelos de Citroën y Peugeot con sus Hybrid4.

Seguridad, economía y carácter exclusivo

Volvo XC60 Plug-in Hybrid

Y como todo buen Volvo que se precie, la seguridad es uno de sus pilares básicos. Sistemas como:

  • Advertencia de cambio de carril
  • Control de alerta para conductor
  • Chasis activo Four-C
  • Volvo On-Call
  • Control de estabilidad (DSTC) con control antivuelco (RSC)
  • Detección de peatones y de ciclistas
  • Información de puntos ciegos (BLIS) con alerta de tráfico cruzado
  • Información inteligente para el conductor (IDIS)
  • Protección contra latigazos cervicales (WHIPS)
  • Reconocimiento de señales de tráfico
  • Suspensión autonivelante (Nivomat)
  • Tecnología para evitar colisiones (City Safety)
  • Ventanillas laterales laminadas con repelente al agua
  • Control de descenso de pendientes (HDC)

Todo esto unido al carácter exclusivo que rodeará al Volvo XC60 Plug-in Hybrid y es que su precio será elevado pero se compensará con un consumo muy reducido haciendo que la economía del conductor no sufra grandes agujeros.