La crisis afecta a sólo unos pocos, tan sólo a los fabricantes generalistas que ven como sus potenciales clientes cada día tienen menos poder adquisitivo, y por tanto, menos dinero para gastar en un coche. Pero en el polo opuesto se encuentran los fabricantes premium, que hacen gala de unos datos cada vez mejores, BMW, Audi, Mercedes-Benz... y ahora con las ventas de Porsche en mayo confirmamos esta tendencia.

Ventas de Porsche en mayo

15.020 vehículos Porsche comercializados durante el mes de mayo, un 13% más que en el mismo periodo del pasado año. Este dato hace que se eleven las cifras de vehículos vendidos durante los primeros cinco meses de este año a 67.261, un 19% más en comparación con los primeros cinco meses del año 2012. ¿Qué marca puede crecer un 19% en cinco meses?

Las ventas de Porsche en mayo hay que analizarlas modelo a modelo y es que en todos los segmentos han experimentado crecimiento. Por ejemplo, 2.805 vehículos vendidos fueron de los gemelos Boxster/Cayman, un dato que triplica el de mayo del pasado año. 3.000 unidades corresponden a la gama 911, un 12% más. 9.215, el restante, se adjudicaron a los modelos Cayenne y Panamera, un alarde de la importancia de los coches no deportivos para Porsche.

Y es que ya sabíamos que el primer salvavidas para Porsche fue el 911, tras él llegó el Boxster para salvar a la compañía de una profunda crisis, y la llegada del Cayenne y posteriormente el Panamera, han conseguido lanzar a Porsche en la senda del éxito al convertirse en uno de los fabricantes más rentables, y eso que no hace modelos para todos los públicos.

Por mercados, el mas interesante para Porsche fue el de Estados Unidos con 3.927 unidades, un 38% más que en mayo del pasado año, y siguiéndole, por número de unidades, China, con 3.206 unidades, que prácticamente fueron todos Cayenne. En China las ventas de Porsche en mayo tan sólo crecieron un 6%, pero parece que suficiente para afianzar a la marca de Stuttgart como el fabricante de deportivos más interesante para los asiáticos.