¿Y si te dijeran que el mayor problema de los coches eléctricos será cosa del pasado? Para Elon Musk parece que si y es que el 20 de junio nos enseñarán como recargar un coche eléctrico en 5 minutos, un hazaña muy interesante y sobre todo, que puede abrir las puertas a este tipo de vehículos de clientes que nunca se lo hubieran planteado.

recargar un coche eléctrico en 5 minutos

Tesla tiene como objetivo enseñar su nueva forma de recargar un coche. De hecho, y a través de Twitter, Musk desveló que el 20 de junio seremos testigos de cómo recargar un coche eléctrico en el mismo tiempo que tardamos en llenar el depósito de nuestros coches de combustión. Una tarea que nos lleva unos 5 minutos, así que puede que estemos viviendo una auténtica revolución en el sector de los coches eléctricos.

Y no estamos hablando de un simple comunicado en el que nos dirán lo bonito de una teoría, sino que un grupo de expertos, periodistas norteamericanos y clientes de la marca, podrán ser testigos de cómo funciona este sistema aún desconocido. De hecho, se especula que más que un sistema para recargar un coche eléctrico en 5 minutos puede que estemos ante un sistema de cambio de baterías, al más puro estilo Better Place.

El hecho de poder recargar un coche eléctrico en 5 minutos supone dar un golpe de aire fresco a un sector que necesita un lanzamiento grande, que permita facilitar la vida de los clientes que, ahora mismo y de manera habitual, necesitan unas 8 horas en una toma convencional. Reducir este tiempo a 5 minutos sería como relanzar este segmento.

Durante unos días estoy moviéndome con un coche eléctrico, y entre sus ventajas y desventajas se encuentra, sobre todo, el hecho de no poder recargar y que legalmente, en plazas a pie de calle, tan sólo puedes estar tres horas, y teniendo en cuenta que se tarda unas 8-9 horas en recargar un Nissan Leaf, 3 horas se antoja demasiado poco. Pues imagínate recargarlo en 5 minutos.

Para mi esta puede ser la verdadera revolución del coche eléctrico, lo que necesita este segmento para dar un golpe sobre la mesa y convertirse en una alternativa, de una vez por todas, al coche convencional.