Como buen fanático de que me considero de todo lo que se mueva a motor, siempre he apreciado las películas en donde los vehículos tienen cierto protagonismo y aquellas en donde las persecuciones de coches tienen aún más protagonismo. No se trata de ver pedazos de autos volando por los aires, ni explosiones que nada tienen que ver con la realidad, sino de ver maniobras que tengan que ver con la realidad.

Las persecuciones de coches del cine

Por desgracia, de todo lo que enumeré en el primer párrafo para que las persecuciones de coches en el cine valgan la pena, hoy en día bien poco vemos en el cine o en la televisión. Todo se reduce al uso de los efectos especiales, con los que lograremos que una escena se vea aproximadamente igual a la realidad, pero nunca lograremos que sea la realidad por mucha tecnología que le metamos.

Pero no solamente son los coches, sino la manera en que se comportan los que conducen los coches. Es decir, como pasan los cambios, como mueven el volante, etcétera. Si en la serie de películas A Todo Gas ves que cada coche tiene una caja de 20 velocidades (por la cantidad de veces que pasan un cambio) no te asustes. En cambio si nos vamos a películas como Le Mans vemos que ha existido un cine "serio" dedicado a los coches, del cual poco queda ahora, más realista y en donde el actor/protagonista sí sabía lo que era pilotar.

La prueba de fuego son las remakes con una calidad lamentable. Me vienen dos a la cabeza en este momento: la de Gone in 60 Seconds y el caso de Bullitt. Acepto la crítica de que la original de Gone in 60 Seconds no es para ganar un Oscar, pero ¿qué película te ofrece 40 minutos de persecuciones de coches? Por contra, la segunda película nada tiene que ver con la anterior en cuestión de acción y persecuciones de coches. Y si hablamos de Bullitt, el ejemplo es aún más extremo. En una especie de homenaje a Bullitt que han hecho el año pasado en el último capítulo de la serie Alcatraz, (comparación que podrás ver al final del post), los escenarios estaban bien ya que eran los mismos de Bullitt, pero ha quedado lejos... muy lejos del original.

En suma, los fanáticos de las persecuciones de coches queremos ver más dobles y menos efectos especiales; más fierro retorcido y menos "dibujitos". ¿Será mucho pedir?