Siempre he defendido el desarrollo de modelos ecológicos como el Audi R8 o el Mercedes SLS AMG Electric Drive. Tal es así que el propio Chris Harris probó recientemente el Mercedes SLS AMG Electric Drive demostrando que no sólo es un coche muy rápido sino que además de ecológico también es muy divertido. ¿Pero cómo de rápido es el Mercedes SLS AMG Electric Drive? Para ello, la firma de la estrella alemana ha rodado con un piloto experto en el circuito de Nürburgring parando el crono en 7 minutos, 56 segundos y 234 milésimas.

Mercedes SLS AMG Electric Drive

Hace un año que se presentó el Mercedes SLS AMG Electric Drive como uno de los modelos más excitantes, y para comprobar que esto era cierto, Mercedes lo ha probado en el circuito de Nürburgring parando el crono en 7 minutos, 56 segundos y 234 milésimas. De esta forma este modelo se convierte por derecho propio en el coche eléctrico más rápido de producción, ya que el Toyota TMG EV P002 llegó a dar una vuelta en tan sólo 7 minutos y 22 segundos con 329 milésimas. Pero claro, no era un coche de producción legal, simplemente era uno experimental. Además cabe recordar que la cancelación del Audi R8 e-Tron también ha significado que quizás este Mercedes SLS AMG Electric Drive se el único modelo en poder comparase a si mismo, pero incluso si hubiéramos tenido que comparar ambos modelos, el Audi R8 e-Tron paró el crono en 8 minutos y 9 segundos, lejos del Mercedes. Quizás sólo por esto el gasto de unos 416.500 € pueda estar justificado al comprar el deportivo eléctrico más rápido del mundo. Quizás.

De todas formas conviene recordar que el Mercedes SLS AMG Electric Drive es un modelo bastante radical, ya que es un modelo más potente que el SLS AMG, al contar con dos cajas de cambios independientes, pero también al nuevo sistema AMG Torque Dynamics. De esta forma este SLS AMG eléctrico es capaz de funcionar mediante tres modos: Comfort, Sport y Sport +, alcanzando los 100 km/h en tan sólo unos 3,9 segundos con una velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente). Para llegar a semejante rendimiento, el Mercedes SLS AMG Electric Drive cuenta con una potencia de unos 740 CV y nada menos que 1000 Nm de par máximo. Sin duda muchos de vosotros pensaréis que a pesar de contar con tanto par máximo, el rendimiento debería ser aún más radical, pero es que hay que recordar que bajo su chasis fabricado con aluminio y fibra de carbono, hay albergado un sistema de baterías con 60 kWh de capacidad, y que pesa unos 548 kg.

Esto es un verdadero lastre para un modelo como el Mercedes SLS AMG Electric Drive, pero aún así podéis ver en el video que es sumamente agresivo y ágil (aunque no tanto en las curvas) para poder para el crono en estos 7 minutos, 56 segundos y 234 milésimas de las que hablábamos anteriormente. Un coche silenciosamente rápido, tal y como ser puede apreciar cuando del piloto se sume por los pianos.