Muchas curiosidades son sobre las que hemos ido hablando a lo largo de los últimos años en MotorFULL, y hoy os traemos otra nueva. Todos los amantes de la tecnología conocen perfectamente a la empresa Corning y su tecnología Gorilla Glass. Dicha empresa está centrada en el desarrollo de diversas tecnologías referentes a los cristales y su durabilidad y robustez. Unos beneficios que podrían llegar en los próximos años a los coches, mejorando la seguridad y otros aspectos.

Gorilla Glass

La innovación dentro del mundo de los materiales es clave para la mejora de nuevas tecnologías en un futuro no muy lejano. De hecho, no nos extrañaría en un futuro que las llantas sean fabricadas en fibra de carbono, o de cómo los propios neumáticos de baja resistencia desarrollados con nuevos materiales serán una realidad en breve. Y hoy vamos a hablar de los nuevos materiales que la empresa Corning podría lanzar en el mundo del automóvil. Muchos de los fabricantes del mundo del automóvil miran cómo podrían mejorar el peso de los cristales, y de paso mejorar el centro de gravedad al pesar menos y ser mas ágiles. Además hay que recordar que este hecho beneficiaria a los coches en un menor consumo pero también una mejor respuesta de conducción al ser más ágiles. Es por ello que los nuevos cristales con tratamiento Gorilla Glass podrían ser una solución muy efectiva a los actuales cristales de techo panorámicos e incluso las lunas que rodean a todos los coches.

Esta reflexión no sólo la están haciendo las grandes marcas, sino que también es algo que piensan desde Corning, ya que el vicepresidente de la firma, Jeffrey Evenson, ha hablado durante el actual Mobile Summit 2013 con unas declaraciones al respecto. Actualmente el Gorilla Glass se encuentra en 1,5 billones de dispositivos electrónicos, y piensan expandirse en al mundo del automovilismo. Las esperanzas de esta marca ahora se centran en el desarrollo de un cristal anti-bacteriano, ya que muchos microbios se depositan en nuestras pantallas táctiles, expandiéndose hacia un mercado como el sanitario por ejemplo. Las aplicaciones del Gorilla Glass son ilimitadas por lo que ya miran hacia otros mercados:

Las baterías se pueden eliminar. El número de gérmenes que actualmente hay en un smartphone es superior al que hay en un baño publico. Pero pensamos que puede haber un mercado aún mayor.

Este es precisamente el mercado en el que el Gorilla Glass quiere entrar, ya que en Corning ya están trabajando en las nuevas mejoras con materiales dúctiles como el Willow Glass. Un cristal casi tan flexible como el plastico y que sería el objeto de deseo para muchos de los diseñadores del mundo del automóvil. Y si además es mas resistente y ligero, muchos fabricantes mirarán hacia Corning en busca de sus productos.