Ya lo hemos discutido más de una vez, incluso le ha tocado al todo poderoso Toyota Prius esta crítica que se hace sobre si los coches eléctricos contaminan aún más que vehículos equipados con motores de gasolina. Pero esta vez le ha tocado a un viejo conocido que recientemente ha saltado a la fama, el Tesla S. ¿Será cierto que el Tesla S u otros eléctricos contaminan más que un SUV? Hoy nos hacemos eco de una noticia que nos hace pensar si un coche eléctrico contamina más que los SUVs.

¿Los coches eléctricos contaminan más que un SUV?

Las razones sobre las cuales los coches eléctricos contaminan fueron expuestas en un sospechoso pero interesante artículo encontrado en una web dedicada a asesoría en inversiones (esto lo dice todo), extrañamente en momentos en que Tesla Motors anuncia el pago de sus deudas con el gobierno americano y un estado financiero bastante bueno, lo cual no puede ser ninguna casualidad. Si bien son conocidos los cálculos que toman todas las variables que pueden intervenir en que un eléctrico contamine o no (desde el consumo de combustible usado por el camión que lleva el último tornillo para fabricar el vehículo), el estudio se muestra como oportunista y hecho con mala intención.

Vamos a examinar un poco los datos que se tienen en la mano al día de hoy. Se ha dicho que para fabricar las baterías y generar la electricidad requerida para los eléctricos se consume combustible fósil, lo que contamina aún más el planeta. Extrañamente, nunca se ha tenido en cuenta el mismo factor para fabricar un vehículo con motor convencional, a pesar de que también se usan otros combustibles contaminantes en el proceso de fabricación.

¿Los coches eléctricos contaminan más que un SUV?

Por otro lado, es posible utilizar materiales más ecológicos para fabricar coches eléctricos. Solamente hace falta investigación, desarrollo y mucho dinero. Pero claro, las petroleras pondrán los mayores obstáculos posibles a este tipo de iniciativas, a la vez que la gran mayoría de las marcas que fabrican eléctricos lo hacen con el afán de ganar mucho dinero con la mínima inversión y nada más, lo cual es completamente aceptado. Al final de cuentas, esto es un negocio como cualquier otro.

Entonces ¿Los coches eléctricos contaminan más que un SUV? Tal vez sí, si metemos todos los datos en la misma bolsa desde el momento mismo en que se inicia su fabricación: de acuerdo a Greenpeace si la electricidad de un coche eléctrico procede de una planta de carbón, se habrá generado tanto CO2 o incluso más que los 184 gramos por kilómetro emitidos de media en Europa por un automóvil de pasajeros a gasolina.

Esta será la realidad mientras no se investiguen nuevos materiales para fabricar las baterías, además del litio, y no se logren sistemas recuperadores de energía mucho más poderosos que los actuales.