En más de una ocasión hemos podido ver diferentes prototipos de vehículos impulsados mediante energía solar. Sin embargo, desde el gigante asiático nos llega este tan peculiar coche solar chino con un diseño bastante similar al de una caja de zapatos. Vale, no es bonito, pero si muy ecológico, que es lo más importante en este tipo de vehículos.

Coche solar chino

Desde China, nos encontramos con la última creación de un modesto inventor llamado Chen Shungui, un coche solar chino. Inició este particular proyecto allá por el año 2002 y hoy, ya está listo para circular por las carreteras del gigante asiático. Aunque tiene unas modestas prestaciones (sólo puede circular a 45 km/h) carece de un elemento bastante importante. Baterías.

Al carecer de una batería, este coche solar chino sólo puede circular cuando hace sol, por tanto, es completamente inservible en los días nublados o lluviosos. De su diseño tampoco podemos hablar mucho, Shungui no ha buscado crear el coche más bonito (ni mucho menos) ya que sólo ha querido crear algo práctico y funcional, como es el caso.

Muy a mi pesar, hoy en día la tecnología solar existente impide que los coches solares puedan ser una realidad en nuestra vida cotidiana. Los paneles fotovoltaicos sólo pueden ser utilizados en unas zonas geográficas muy determinadas para que puedan ser rentables y que obtengan la máxima cantidad de energía posible. Por tanto, países del norte en donde las horas de sol son muy limitadas, haría imposible el uso cotidiano de coches solares. Por lo menos hoy en día.

Siempre es bueno ver que hay científicos o modestos inventores como es el caso de Chen Shungui que trabajan para hacer del mundo un lugar más ecológico y sostenible. Sin embargo, como ya he dicho, a día de hoy se hace imposible la popularización de esta tecnología como fuente de energía para nuestros vehículos.