Una semana más, aquí estamos. Para traerte los mejores accidentes de coches y demás vehículos que han visto la luz en la red durante esta pasada semana. En esta ocasión, tenemos un vídeo que nos muestra un claro ejemplo de que beber y conducir no es una combinación de la que pueda salir algo bueno.

Accidentes de coches en Estados Unidos

El otro vídeo, nos deja un “regalo” final que seguro hizo que el conductor que gravó todo lo sucedido mostrara una pequeña sonrisa al ver que no había ningún herido de consideración.

¡Premio al señorito! Pero, ¿Dónde está el confeti?

En este caso no está muy claro si el accidente ha tenido lugar en Estados Unidos o Canadá. Personalmente me declino más por la primera opción. La verdad es que el vídeo se comenta por sí solo. Un cruce y un coche que se lo salta a gran velocidad. Sin embargo, un vehículo no tenía nada que ver y se vio involucrado en el accidente. ¿Lo mejor de todo? La sorpresa que aparece del maletero de éste ultimo coche.

Ande vas Mikhail que te va a se daño!!

Así es chicos, en nuestra sección de accidentes de coches siempre tenemos sitio para un vídeo llegado desde nuestra lejana y querida Rusia. En esta ocasión, tenemos a un conductor que fruto de una ingesta de alcohol (u otra sustancia nociva) extremo, la “lia parda” en una calle de una zona residencial. Todo comienza cuando intenta estacionar su vehículo. Vemos que a la primera no le sale bien y choca de forma leve con un coche aparcado. Como cabía esperar, a dicho vehículo se le activa la alarma antirrobo. Es entonces cuando Mikahil decide pisar a fondo el acelerador y salir de allí lo antes posible. Todo tendrá graves consecuencias para él y su coche.

La recomendación de la semana

Homer Simpson

Creo que ya lo habré comentado más de una vez pero viendo estos vídeos y sobre todo el del accidente ruso. No hace falta que diga que beber y conducir es una combinación explosiva de la que nada bueno puede salir.

Si bebes, no conduzcas

Así es, es una regla que un servidor sigue a rajatabla. Soy de los que piensan que uno puede ir a divertirse con su coche pero si decide beber, es mejor buscar otras alternativas de transporte, como pedir a un amigo que no haya bebido que nos acerque a casa o mejor aún, si disponemos de alojamiento cercano esperar al día siguiente para volver a casa.