Volkswagen sigue con su plan de expansión en China, uno de los mercados que serán clave para el futuro del sector del automóvil. En esta ocasión el fabricante alemán ha confirmado que ya se ha iniciado la construcción de una nueva fábrica en el gigante asiático. Concretamente, la nueva factoría está siendo levantada en la ciudad de Changsha, en la provincia de Hunan (situada al sur del país).

Construcción fábrica de Volkswagen en Changsha (China)

La construcción de esta nueva fábrica de coches es gracias a la joint-venture formada por Volkswagen y Shanghái. Jochem Heizmann, Presidente del Grupo Volkswagen en China, comentó lo siguiente sobre la construcción de esta nueva planta:

Vamos a ampliar nuestra capacidad de producción en China hasta los cuatro millones de vehículos anuales en 2018, con el objetivo de satisfacer la demanda de nuestros clientes chinos. Con esta nueva fábrica, cumpliremos con nuestra responsabilidad medioambiental en Changsha y marcaremos un nuevo hito en producción eficiente en recursos.

Se espera que la construcción de esta nueva fábrica haya finalizado para finales del año 2015 y contará con una producción anual cercana a los 300.000 vehículos. Esto no es más que otro pasito más en ese programa de inversiones por valor de 9.800 millones de euros que Volkswagen realizará durante los dos próximos años. El objetivo que se ha fijado Volkswagen con dicha inversión tan importante es la de conseguir el liderazgo en el mercado chino de turismos.

Esta será una de las siete fábricas que Volkswagen levantará en China durante los próximos años. El único dato que no ha especificado el fabricante germano es la cantidad de puestos de trabajo que generarán estas siete fábricas aunque supongo que dependerá del volumen de producción con el que trabajen anualmente.

A día de hoy, el Grupo Volkswagen produce localmente en China un total de 30 modelos de sus marcas Skoda, Audi y Volkswagen.