Tras bastante tiempo sin apenas novedades, todo parecía indicar que el proyecto de ver un SUV de Rolls-Royce había quedado descartado por la situación económica del mercado. Sin embargo, este modelo ha vuelto a ocupar la atención de los medios en el día de hoy debido a nuevos rumores e informaciones que han visto la luz hace muy poco.

Rumroes del SUV de Rolls-Royce

Es más, aunque el CEO de Rolls-Royce, Torsten Müller-Ötvös, descartó la posibilidad de ver un SUV bajo el sello de la firma, los rumores persisten. En este caso y si damos por hecho que los rumores son ciertos, el futuro SUV de Rolls-Royce dependería en parte del también rumoreado BMW X7. ¿La razón? Que simple y llanamente Rolls-Royce se beneficiaría de la plataforma de dicho modelo para montar su propio SUV.

Desde Rolls-Royce se han estudiado varias posibilidades como la de hacer uso de la plataforma del Rolls-Royce Ghost (descartado poco después) e incluso de crear una plataforma a medida y exclusiva para este modelo. Sin embargo, el coste de desarrollar una nueva plataforma sería demasiado elevado y el riesgo de fracaso de este modelo es bastante grande la verdad. Por tanto, partiendo de la base de que Rolls-Royce podría hacer uso de la plataforma sobre la que BMW montaría el rumoreado (pero no confirmado) X7 le serviría para reducir los costes de desarrollo de un modelo de estas cualidades.

Es más, mecánicamente podría hacer uso de un motor V12 de 600 CV si finalmente la marca se decanta por la opción de utilizar la plataforma del BMW X7. Si finalmente Rolls-Royce decide seguir adelante con sus planes de crear su propio SUV, podríamos verlo por las carreteras en algún momento del año 2017.