Que Seat apuesta fuerte por la competición es un hecho, que le gusta sacar vehículos-prototipos sin lanzar teasers o imágenes filtradas, también. Por eso, y de sopetón, nos encontramos con el Seat León Cup Racer, el animal que mostrará el fabricante con ADN español en el festival de Wörthersee, el legendario encuentro GTI del estado austriaco de Carintia.

León Cup Racer

En la edición número 32 de este laureado festival, la organización espera recibir hasta 100.000 visitantes de toda Europa durante los cuatro días que dura el evento, y con el León Cup Racer parece que Seat quiere llamar mucho la atención presentando su Leon más potente. De hecho, es el adelanto perfecto para conocer al León que poblará las competiciones más importantes como el WTCC, el ETCC, el Campeonato de Nürburgring de Resistencia de la VLN, etcétera.

La llamativa estampa del León Cup Racer le ayudará a ser temido en los circuitos

León Cup Racer

Para la creación del Seat León Cup Racer se ha tomado como base el León con cinco puertas y no el recién presentado SC. Como ves, la radicalidad inunda cada centímetro del León Cup Racer y el espíritu GTI está presente en cada línea. Los paragolpes son de nueva factura y las aristas puntiagudas, los pasos de rueda más que ensanchados con formas muy rectas y una zona posterior presidida por un alerón enorme y un espectacular difusor lo dicen todo sobre el carácter del León Cup Racer.

Pero no todo ha sido pensado para impresionar con tres fotografías, sino para ser lo más aerodinámico posible. Las aperturas de los pasos de rueda posteriores ayudan a refrigerar los enormes frenos de cuatro pistones. Los bajos han sido totalmente carenados y el citado alerón posterior es extensible en dos etapas para que el León Cup Racer se pegue literalmente al asfalto. Las llantas son de 18 pulgadas y la carrocería ha sido pintada en color gris metálico mate con detalles en color naranja.

León Cup Racer

Como es habitual, los cambios realizados en el interior convierten a este tipo de vehículos en una nave espacial que nada tiene que ver con el modelo del que deriva. Y este es también el caso del León Cup Racer. Jaula de seguridad de alta resistencia, asiento tipo baquet que integra un soporte HANS para cabeza y cuello para mayor seguridad, tapizado es una piel especial que regula la humedad y una pantalla multifunción desde la que controlará todo lo que le suceda al Seat León Cup Racer.

2 litros, 330 CV, DSG y diferencial de bloqueo mecánico

León Cup Racer

Vale, hablemos de mecánica. El León Cup Racer equipa el explosivo motor dos litros con cuatro cilindros que desarrolla una potencia de 330 caballos asociado a una caja de cambios DSG con seis relaciones y levas en el volante. Pero habrá dos versiones, esta, que incluye también un diferencial de bloqueo electrónico envían el par motor máximo de 350 Nm a las ruedas delanteras, y una segunda algo más radical pensada para las pruebas de resistencia. La diferencia es que esta última versión equipará una caja de cambios secuencial con el cambio en la consola central y un diferencial de bloqueo mecánico.

Además, la marca también ha confirmado el precio del Seat León Cup Racer, 70.000 euros sin impuestos para el modelo de acceso y 90.000, también sin impuestos, para la variante equipada con cambio secuencial y diferencial mecánico.

¿Es el anticipo del León Cupra que veremos en Barcelona?

Lo primero que hemos pensado al recibir esta información es que tendremos rasgos de este León Cup Racer en el Cupra que se presentará, si todo sigue lo planeado, en el Salón del Automóvil de Barcelona. Es pronto para averiguar que detalles serán los que podamos ver, pero todo pinta a que una versión más light de los paragolpes sería posible.