Si eres poseedor de un Shelby GT500 debes tener cuidado porque es posible romper un banco de potencia al comprobar este dato en un centro especializado. No es la primera vez que te hablamos de un fallo en un banco de potencia, pero si que es la primera ocasión en la que te hablamos de una rotura tan grave.

romper un banco de potencia

Durante la Expo 24 en Sherbrooke, una ciudad en el sur de Quebec, Canadá, uno de los expositores tenía un banco de potencia portátil instalado con el que desafiaba a los participantes a medir la potencia real de sus vehículos. Como deberías saber, esta prueba se realiza en una marcha intermedia, la cuarta velocidad suele ser la más empleada, ya que luego se aplican una serie de factores para determinar esa potencia.

Bien, un carismático dueño de todo un Ford Mustang Shelby GT500 Convertible quiso poner a prueba su coche en este banco de potencia portátil, una prueba que muchos hemos realizado con nuestros coches y que, si bien entraña algún riesgo, rara vez sucede algo. Pero esta es una de esas veces.

Estamos ante un coche fabricado entre los años 2007 y 2009 con un V8 sobrealimentado con 500 caballos de potencia a las ruedas traseras, no sabemos si tenía algún tipo de modificación adicional, pero vamos a suponer que no. El operador lanza el coche sobre los rodillos y creemos que lo hizo en una relación demasiado larga por lo que la velocidad alcanzada fue superior a la permitida por los rodamientos de los rodillos y estos explotaron.

Romper un banco de potencia no es fácil, de hecho, es la primera vez que veo algo similar, y tengo que decir que asusta bastante y que puede ser muy peligroso. Saltan muchas piezas y además, parece que el eje trasero del coche ha quedado algo dañado.