¿Cuantos compactos premium, o no premium, con una variante campera quedan en el mercado? Pocos, muy pocos, y es por eso que el lanzamiento del Volvo V40 Cross Country era toda una declaración de intenciones del fabricante sueco para ofrecer algo totalmente diferente sin ser totalmente diferente. Una apuesta con sentido para gente sin sentido. 40 milímetros de distinción para el mismo cliente. ¿Es lo que necesita Volvo?

V40 Cross Country

Como ya sabrás, hace unas semanas, casi un par de meses ya, probamos el Volvo V40 T4 R-Design, y como nos gustó tanto nos volvimos a poner en contacto con Volvo para que nos dejasen el V40 Cross Country, equipado con el mismo motor para comprobar hasta que punto es diferente con respecto al modelo original. Eso sí, para esta ocasión tuvimos a nuestra disposición una unidad con la caja de cambios manual y no la automática. Este y la denominación Cross Country fueron las diferencias.

Además, quisimos hacer un reportaje muy especial que publiqué en nuestro blog dedicado a la tecnología, ALT1040, en el que analicé todos los dispositivos tecnológicos que incorporaba nuestro V40 Cross Country, tanto los enfocados a convertirlo en el coche más seguro del mercado, como los que hacen de tu vida a bordo una experiencia sin igual. Por eso, en MotorFULL voy a centrarme en hablarte de qué cambia dinámicamente, que ofrece que no haga el modelo convencional y si realmente compensa. La lástima, que nuestro V40 Cross Country no equipaba la tracción integral por lo que no pudimos comprobar las bondades de tener un compacto realmente diferente y no sólo algo más alto y con una estética más campera.

Cambios estéticos para dotar al Volvo V40 Cross Country de otra personalidad

V40 Cross Country

Lo que mas me gusta de la nueva generación de modelos de Volvo es que mucha gente se sorprende al decirles que es un Volvo. Ya no tienen un aspecto a clásico, a líneas que evocan que el conductor peina muchas canas. Al contrario, tanto el V40 como el S40 tienen una estética que llama la atención por al fluidez de sus líneas, por cantos redondeados, por que no parecen los clásicos Volvo. De hecho, los expertos de bar siguen pensando que los Volvo están pensados para gente mayor y más de uno se ha subido en este y ha cambiado de impresión. Eso es lo que está consiguiendo el fabricante sueco, rejuvenecer sus modelos pasando por rejuvenecer al conductor de un Volvo.

Dicho esto, hablemos de los cambios, pequeños, pero los hay. Como te habrás dado cuenta, es mas alto, 40 milímetros, gracias a unas suspensiones de nueva factura y a unos neumáticos con un flanco más alto. Así, se reduce el riesgo de pinchazo en caso de entrar al campo. Aunque esos 40mm más de altura con respecto al suelo no te permitirán realizar una conducción off-road, si que son suficientes para atravesar caminos de tierra y algún que otro obstáculo.

En nuestra unidad, que estaba pintada en color negro, no se aprecian del todo los cambios estéticos, que se han centrado en añadir unos aditivos de plástico, algunos con apariencia de metal y otros pintados en negro, en algunas zonas de la carrocería. Y aunque los bajos estén parcialmente carenados, no han sido pensados para proteger a la mecánica de los golpes de piedras o baches, sino para la mejora aerodinámica.

V40 Cross Country

Las taloneras, el frontal un poco más alto y sobre todo, el imponente aspecto de la zona posterior nos hacen ver que no es un V40 convencional, que hay algo raro, y hay que acercarse mucho para ver el distintivo Cross Country serigrafiado en el paragolpes posterior. Podría parecer que el V40 Cross Country es un V40 convencional al que se la ha dado un chute de vitaminas para que pueda circular por otro tipo de superficies lejanas al asfalto.

Y hasta aquí los cambios con respecto al V40 de siempre: algo mas de altura, unos paragolpes específicos y unas llantas de nueva factura. Esto y la posibilidad de escoger la tracción integral permanente, que ahora estará disponible con los motores T4 y T5. Sin este último detalle, la diferencia de precio entre el V40 normal y éste es de unos 1.200 euros.

Un interior sin cambios, literalmente.

Si esperas ver algún cambio en el interior del V40 Cross Country que justifique el sobreprecio, lamento decirte que te equivocas. No hay ningún elemento que haga referencia a tener entre nuestras manos la variante campera. Y tan sólo una elección de colores diferentes marcan la diferencia. En nuestra unidad, y en comparación con el anterior V40 que tuvimos, lo que cambia es la elección de colores, que ahora emplean al bronce, crema y marrón como invitados de excepción. La dotación en materia de seguridad y tecnología sigue siendo extraordinaria y te animo a leer la prueba específica en ALT1040.

V40 Cross Country

La entrada al habitáculo no requiere una mayor fuerza para sortear esos 40 milímetros de altura extra. El puesto de conducción es exactamente el mismo y tanto el mullido del asiento, duro pero confortable, y la regulación del volante, en altura y profundidad, harán que encuentres la postura de conducción muy facil. Como en el V40 convencional, los mandos se encuentran muy bien situados, pese a tener una consola central repleta de botones es bastante ergonómica al distribuir los controles principales en cuatro ruletas.

Como decía, la combinación de los colores interiores, sobre todo el acabado del salpicadero, la consola central y los asientos, convierten al V40 Cross Country en un modelo muy elegante. A la vista está que pocos interiores gozan de esta simpleza de líneas pero que tan buen resultado tiene. Además, la combinación de los plásticos de gran calidad con el acabado en aluminio y cuero consiguen transladar al conductor a uno de los mejores interiores que se pueden encontrar en este segmento.

V40 Cross Country, dinámicamente igual que el modelo convencional

V40 Cross Country

Y llega la hora de ponernos al volante. Tras realizar los ajustes necesarios en los asientos, que son totalmente eléctricos y calefactables, en el volante y por supuesto, en los retrovisores, empezamos nuestro camino no sin antes notar que estamos ante un compacto algo más alto, pero muy poco. Se nota esta mayor altura y la impresión es que tenemos un mayor control de la carretera, de lo que pasa a nuestro alrededor. 4 centímetros son pocos, pero se notan.

Nuestra unidad equipaba el mismo motor que el anterior Volvo V40 que probamos, el T4 gasolina, un 1.6 litros con 179 caballos de potencia y un par máximo de 240 Nm. Estamos ante un cuatro cilindros con un bloque realizado completamente en aluminio que ofrece su fuerza entre las 1.600 y las 5.000 revoluciones por minuto. Está turboalimentado y dispone del sistema Start&Stop.

La única diferencia entre ambos vehículos radica en la caja de cambios, que si bien en el V40 R-Design que probamos tuvimos a nuestra disposición la transmisión Powershift, una caja automática con doble embrague, ahora teníamos la caja de cambios manual con seis relaciones. Una diferencia que convierte a estos dos mellizos en completos desconocidos.

V40 Cross Country

Recordarás que con la transmisión Powershift, nos encontramos ante una opción que lejos de beneficiar al coche, lo perjudica en todos los aspectos. Es más caro, consume mucho más y es mas lento. Si, mas lento. Para que te hagas una idea, con la caja automática de doble embrague el 0-100 km/h se realiza en 8,5 segundos, mientras que con la transmisión manual se reduce hasta los 7,7 segundos. Y con el consumo sucede exactamente lo mismo, pasamos de un dato, con la caja automática de 6,1 a los 5,5 de la transmisión manual.

Eso si, la transmisión automática es tremendamente suave, cómoda y adictiva, pero si ya de por sí soy bastante contrario a ciertos vehículos con cajas de cambio automáticas, en el V40 Cross Country mas. Y digo mas porque la caja manual es tremendamente efectiva, las marchas entran con una facilidad pasmosa, es rápida, con un recorrido corto y muy bien escalonada. Mi opinión es clara, salvo que necesites una caja de cambios automática, en el V40 Cross Country deberías escoger la manual. Te ahorras dinero y encima, es mas eficiente.

En mi habitual recorrido para comprobar el consumo, pude obtener una media de 6,7 litros a los 100, más de 1 litro por encima del consumo establecido por la marca en las pruebas de homologación. Algo que cuadra con lo que me esperaba. Si bien, tiene una peor aerodinámica que su hermano bajito, el trabajo en materia de eficiencia es muy interesante y la lástima es no haberlo podido comprobar con la misma caja de cambios porque en el V40 R-Design obtuve un resultado de 8,2 litros a los 100, casi 2 más que con la caja manual. Algo para pensarse mucho si vamos a comprarnos un V40.

V40 Cross Country

En materia dinámica poco o nada cambia. La sonoridad es mínima, el ruido aerodinámico es prácticamente el mismo que con el V40 convencional y el comportamiento de las suspensiones y del chasis se podría decir que pasa prácticamente inalterado. De hecho, pude realizar un pequeño tramo de montaña, y tanto el balanceo de la carrocería como la capacidad de reacción del V40 Cross Country eran similares.

El V40 Cross Country sigue teniendo esta dirección blanda y excesivamente asistida que no informa de prácticamente nada, amén de tener un radio de giro bastante grande y convertir al coche en algo torpe en ciudad necesitando más trabajo cuando la calle es muy estrecha. Se puede dar el caso de necesitar hacer alguna maniobra en alguna salida de garaje cerrada.

Pese a no disponer de tracción integral quise probar como se desenvuelve el V40 Cross Country en un camino de tierra con alguna imperfección en forma de zanja, y baches. La suspensión absorve bastante bien las irregularidades del terreno, aunque la dirección parece flotar, algo que no ofrece ninguna tranquilidad y que sin la garantía de la tracción integral hace que no vayas totalmente confiado. Eso si, puede atravesar este tipo de caminos sin ningún problema y mientras no hay agua u obstáculos grandes, sus 4 centímetros de altura extra te vendrán muy bien. Sus capacidades off-road son muy limitadas y a falta de probar la tracción integral, mi consejo es que no lo saques de la carretera asfaltada. Sus ruedas con un mayor flanco están pensadas para poder atacar algún obstáculo con tranquilidad, pero las llantas son grandes y para nada están pensadas para esto, así que el V40 Cross Country es perfecto para caminos de grava, tierra, pero en condiciones light.

¿Cuales son los rivales del V40 Cross Country?

V40 Cross Country

Cuando Volvo se decidió a ofrecer un modelo algo campero del V40 tuve que reconocer que me alegré, pensé en que Volvo está ofreciendo algo que la competencia no tiene. O al menos, es un segmento muy poco explorado. Tan sólo he encontrado un modelo similar al V40 Cross Country, el Mini Countryman porque el resto de la posible competencia tiene aptitudes off-road, caso del Q3, el X1, etcétera. Estamos hablando de un compacto con algo más de altura al suelo y una estética algo diferente.

El competidor es, como decía, el Mini Countryman, porque el Volkswagen Cross Polo es pequeño, cuenta con una oferta mecánica mucho más modesta y no tiene el aura premium que desprenden el Volvo y el Mini. Es por eso que no lo considero un rival para el V40 Cross Country.

V40 Cross Country

Por precio, el V40 Cross Country es unos 1730 € más caro que su equivalente en el Mini Countryman. El Mini es algo mas ligero, 49 kilogramos, así como más corto y algo más alto. La mayor diferencia entre el Countryman y el V40 Cross Country es el carisma, si bien el modelo inglés creado por alemanes ha perdido parte de su esencia al aumentar tanto de tamaño, sigue siendo un Mini y hay conductores a los que eso les vale. Es el Mini vitaminado mas interesante que hay aunque el cliente es totalmente diferente al del V40 Cross Country. Creo que se pueden complementar en el mercado y que el producto sueco tiene algo más de coche premium que el Mini, por no estar tan visto y por disponer de una dotación en materia de seguridad que justifica enormemente esta diferencia de precio.

Aunque si se sigue mirando en el catálogo, hay un modelo que está a caballo entre un compacto y un modelo off-road. Se trata del Range Rover Evoque. Vale, ya dije que no estamos ante un compacto algo más alto, sino ante un modelo que, bien equipado, puede ser un perfecto todoterreno. Pero creo que por concepto puede ser el duro rival del V40 Cross Country. Por concepto y por precio. Por lo menos, si quisiera gastarme unos 45.000 euros en este tipo de vehículos, me pensaría muy mucho la adquisición de un Range Rover Evoque. Juzguen ustedes. Eso si, si valoramos la seguridad el V40 Cross Country es tu elección y no hay un vehículo que ofrezca lo mismo, simplemente, no existe.

Conclusión

V40 Cross Country

Con el V40 Cross Country, Volvo ha querido ofrecer una combinación muy peculiar que no llega a tener ningún fabricante en su catálogo. El compacto más seguro, con un diseño diferente pero conservador, con una altura al suelo, a priori suficiente para ser justificable su nombre, y la posibilidad de equipar tracción integral.

Hay alternativas, pero no hay un V40 Cross Country en otro fabricante. Y creo que el problema es que no es bueno en nada destacable, a excepción del apartado de la seguridad, donde no tiene rival. Si buscas un vehículo con apariencia campera, pero ya, solo apariencia, puede que sea tu coche, pero si por leer un compacto con tracción integral y más alto te piensas que puedes tener un pequeño todocamino estás confundido. Su altura libre al suelo sigue sin ser suficiente para meterte por campo y por 45.000 euros que cuesta nuestra unidad, tienes otras alternativas igual de exclusivas, caso del Evoque, y que te permitirán afrontar mejor las pequeñas rutas off-road.

8,5/10

Eso si, y tras unos cuantos V40 que han pasado por mis manos, puedo decir, que el plus de tener esta estética diferente y ser un poco más alto pueden ser características más que interesantes que pueden llegar a justificar los poco más de 1.000 euros de sobreprecio con respecto a la variante convencional. Y si bien, la prueba que realicé del mismo coche para ALT1040 en la que evalué la dotación en materia de tecnología, donde le otorgué un 9,5 sobre 10, porque no hay un vehículo que equipe tanto. En esta ocasión, y analizando simplemente las diferencias dinámicas y de concepto que puede haber entre un V40 convencional y este V40 Cross Country, tengo que rebajarle la nota, simplemente porque se queda en tierra de nadie y tan sólo ofrece un plus de altura y diseño sin ninguna función extra. Eso si, la diferencia de precio no es mucha.

V40 Cross Country

Como habrás visto, no destaca en nada, pero no empeora nada en relación al V40, pero nos ha faltado por poder probar a fondo una unidad equipada con la tracción integral para saber si esos 4 centímetros se notan o no se notan en un tramo complicado. Si tuviera que elegir entre el V40 y el V40 Cross Country, creo que optaría por el convencional y me gastaría esos 1.000 euros de diferencia en algo más de equipamiento.