En el mundo de la industria han habido una larga lista de modelos que supuestamente eran muy esperados y deseados, pero que por cualquier motivo no llegar a calar del todo en el público. Hoy os hablamos del mítico Porsche 968 Cabriolet, un modelo que cuenta con muchos seguidores pero del que tan sólo llegaron a producirse unas 4.389 unidades. Y sin embargo hoy en día es un modelo que podría encontrarse usado por unos 15.000 €, lo que no está nada mal para iniciarse en el mundo Porsche con un modelo tan emblemático.

Porsche 968 Cabriolet

Para hablar de los inicios del Porsche 968 Cabriolet hay que hablar de su sucesor, el Porsche 944 que debutó en el año 1982. La evolución de este modelo dio lugar en 1987 a la versión "944S" y posteriormente al Porsche 944 Turbo. Posteriormente este Porsche 944 Turbo fue actualizado a una versión atmosférica de 16 válvulas conocida como Porsche 944S2 en 1989. Era evidente que por aquella época la variante S2 se quedaba ya pequeña, por lo que los ingenieros de Porsche comenzaron a trabajar en un salto significativo que dio lugar al nuevo Porsche 968 a principios de la década de los 90. Para Porsche este modelo era el fiel reflejo de un coche deportivo, relativamente asequible, y con rapidez, pero la firma alemana no disponía de la liquidez necesaria para desarrollar un proyecto enteramente nuevo. De esta forma el Porsche 968 nació a mediados de 1991 siendo un modelo un 80% totalmente nuevo, pero sin llegar a ser el modelo nuevo que la firma alemana esperaba.

Pero, ¿que mejoras incorporó este modelo que tan sólo tuvo una producción de tres años? Centrándonos en el motor, la primera del Porsche 968 se centró en uno de 3,0 litros proveniente del modelo anterior, al que se dotó de pistones y bielas forjados, siendo estos componentes más ligeros. Además también se rediseñaron los colectores de admisión y escape, por no hablar que también se dotó a este motor un sistema de distribución variable (en Porsche lo llamaron Variocam) y una caja de 6 velocidades capaz de absorber los 240 CV que producía y los 305 Nm de par máximo. La carrocería también sufrió cambios estéticos muy característicos en el exterior que lo modernizaron y diferenciaron del 944, mientras que en el interior no ocurrió lo mismo, ya que poseía casi el mismo diseño. Posteriormente llegó el Porsche 968 Cabriolet, que casi se lanzó al mismo tiempo que el Porsche 968. Sin embargo este última variante aún tuvo un menor impacto en la sociedad.

Porsche 968 Cabriolet

Como curiosidad hay que decir que el Porsche 944, uno de los novecientos más famosos de Porsche, fue producido al igual que el 924 en las plantas que tenía Audi en Neckarsulm, mientras que el Porsche 968 Cabriolet se trasladó a la propia fábrica de Porsche en Zuffenhausen, Stuttgart. A pesar de mantenerse sólo 4 años en producción, hay que recordar que para muchos de los amantes de Porsche, este Porsche 968 fue el mejor coche con motor delantero, aunque está claro que la historia dejó en muy mal lugar a este modelo, y más para el Porsche 968 Cabriolet del que tan sólo se vendieron unas 4.389 unidades. Quizas se vendieron tan pocas unidades porque la clientela siempre veían en este tipo de modelos al eterno 911, ya que muchos analistas vieron al 968 como uno de los coches prestacionales más logrados y aclamados de su historia, el Porsche 968 CS o Club Sport. Quien sabe, quizás este modelo tenga más suerte en el mercado de las segundas oportunidades que en la época de los 90.

Porsche 968 Cabriolet