El otro día, y por motivos que no vienen al caso, me tocó esperar sentado en el auto por casi una hora, tiempo que utilicé para escuchar algo de música y relajarme un poco. En momentos así es inevitable observar el paso de otros autos, casi con indiferencia. Pero algo llamó mi atención, un vehículo que llegó a aparcarse detrás de mi coche. Y no porque fuera un espectacular deportivo, sino porque su conductor dió un par de fuertes acelerones en vacío antes de apagar el motor. Y es que el acelerar en vacío en estas circunstancias es una práctica nociva de la cual hablaremos a continuación.

Acelerar en vacío antes de apagar el motor es una de las peores prácticas

Para quienes sean lo suficientemente jóvenes para no recordar cuando los coches con carburadores eran los únicos en las calles, existía la práctica de acelerar en vacío el motor antes de apagarlo, en la creencia de que sería más fácil arrancarlo después. Claro que si la puesta en marcha ocurría uno o dos minutos después de apagarlo, el motor encendía bastante más fácilmente porque aún había gasolina dentro de los cilindros y el carburador. ¿Pero qué ocurría con esos mismos vehículos carburados si se lo dejaba con el motor apagado por unas cuantas horas?

Lo que ocurría era que el motor no solo no arrancaba más fácilmente, sino que la costumbre de acelerar en vacío antes de apagar el motor, ni ayudaba a cebar más la bomba de la gasolina, ni dejaba gasolina en los conductos, ni tampoco beneficiaba en mucho dejar gasolina dentro del carburador. Lo que sucedía era todo lo contrario, ya que el motor salía perjudicado; la lubricación interna del motor es la que se veía seriamente comprometida con esta costumbre de antaño, pero con la misma práctica también se perjudican los motores actuales, equipados con inyección.

Acelerar en vacío antes de apagar el motor, una de las peores prácticas

Los efectos colaterales de acelerar en vacío son muy perjudiciales a la larga. Lo que sucede en un coche a inyección moderno es que se quedará gasolina sin quemar en los cilindros. El exceso de gasolina en las paredes de los cilindros contribuye a "lavarlos", con lo cual no tendrían una buena lubricación para la próxima puesta en marcha del motor. Pero demás se contamina el aceite con los restos de gasolina que han quedado en la cámara ya que por simple gravedad el carburante va hacia abajo, hacia el cárter, y puede llegar a pasar al aceite. Además podrá parecer que una acelerada en vacío no significa nada, pero es un gasto innecesario de combustible y una manera más de colaborar lanzando más emisiones a la atmósfera.

Lo que se debe hacer es simplemente dejar el motor en ralenti (o regulando) durante unos segundos -tampoco hace falta que sean minutos- antes de apagar el contacto con la llave, para que se queme cualquier exceso de combustible en el motor. Para la próxima vez que tengas que encender el motor, la bomba de gasolina ya habrá comenzado a bombear a través del circuito desde el momento en que introduzcas la llave, abras el contacto o abras las puertas (en algunos modelos), por lo que siempre tendrás la cantidad adecuada de gasolina para hacer girar el motor en cualquier condición.