Este fin de semana se está disputando una de esas carreras míticas, las 24 horas de Nürburgring, y es normal que haya vuelto a salir el tema recurrente: el circuito de Nürburgring está en venta y por 150 millones de euros puede ser una excelente inversión si eres capaz de generar más de 24 millones de euros anuales.

Hace unas semanas ya analizamos los motivos por los que Nürburgring está en venta y hoy hemos querido hacer un pequeño repaso a lo que no debe pasar y es que con la fecha límite para la presentación de solicitudes tan cerca, el 12 de junio, todavía no hemos sabido de una oferta en firme, y las dudas comienzan a asaltarnos.

Para comenzar, ¿qué es lo que está en venta?

Nürburgring está en venta

Muy sencillo, todo. Literalmente todo. El trazado del Gran Premio, el Hotel del Congreso y Motorsport, los resort Motorsport, y el carismático antiguo trazado de Nürburgring Nordschleife. Pero esto es lo que está en venta oficialmente, aunque hay que recordar, que comprar este complejo significa pasar a convertirse en el dueño de los pueblos de alrededor que viven prácticamente de la afluencia de gente que genera Nürburgring. Compañías de alquiler de coches, hoteles, restaurantes, compañías aseguradoras, cafeterías, tiendas de souvenirs...

Ayer contábamos en la retransmisión de las 24 Horas de Nürburgring que el complejo genera unos gastos de aproximadamente 24 millones de euros y que si hay un inversor que crea que se puede ganar algo más de dinero, está ante un negocio bastante interesante. El hecho de que Nürburgring está en venta llama mucho la atención y fanáticos del motor, de las carreras y de los negocios hay en todos lados, y con dinero seguro que hay unos cuantos que podrían interesarse. Entre los días de tandas privadas, de competición (aunque la ADAC pueda disponer de él gratuitamente), los días de apertura para los amantes del motor que quieren conducir con sus coches, etcétera.

La deuda que tiene ahora mismo el circuito es de unos 500 millones de euros tras recibir más de 400 en forma de ayudas públicas, pero para tranquilidad de los interesados en comprarlo ya se ha avisado que las deudas actuales se pueden limpiar una vez finalizada la venta, no sabemos cómo, pero todo para que el que compre el complejo lo haga con total tranquilidad.

El miedo a que Nürburgring sea comprado por un gran grupo automovilístico

Nürburgring está en venta

¿Te imaginas a VAG, a BMW o a General Motors como titulares del circuito? Podría significar su salvación, pero el hecho de que Nürburgring está en venta y que cualquiera puede optar por su titularidad ha abierto una duda significativa sobre la conveniencia de su posible privatización.

Ponte en el supuesto caso que lo adquiere BMW, o VAG, o literalmente lo cierran. Podrían emplearlo solo ellos. Olvídate de peregrinar para poder conducir con tu propio coche por ahí, que se olviden las marcas de hacer sus propios test para mejorar sus coches, y posiblemente, olvídate de ver alguna competición. Esto es poniéndonos en el peor de los casos, en una solución que de materializarse de esta manera no nos gustaría ver.

Pero también se puede dar la posibilidad de que varias marcas se pongan de acuerdo en adquirirlo, fabricantes alemanes que quieran conservar el trazado pero que no busquen más allá. Opel, BMW, VAG y Mercedes, unidas para que uno de los mitos del automovilismo no se pierda. Sería un acuerdo tan brutal, tan interesante y tan complejo que es igual de complicado, suena utópico, ¿no crees?