Sabemos que el Pikes Peak 2013 está cada vez más cerca, y marcas como Peugeot van afilando sus armas poco a poco. Sin embargo, he de reconocer que Pikes Peak está suponiendo un buen laboratorio de pruebas no sólo para el desarrollo de coche de competición, sino que también para deportivos eléctricos que podrían utilizar diversos componentes para sus futuros coches de calle. Éste es el caso del nuevo Mitsubishi MiEV Evolution II, una evolución de la marca japonesa del i-MiEV que electrificará otra vez la mítica montaña situada en el Colorado, EE.UU..

Mitsubishi MiEV Evolution II

Sin duda alguna uno de los eventos más atractivos del año para las grandes marcas está suponiendo año tras año el Pikes Peak International Hill Climb en su variante eléctrica o más ecológica. El año pasado, ya vimos la participación de Mitsubishi con el i-MiEV, y de cómo la experiencia utilizada en este multitudinario evento sirvió para el desarrollo de Concept Cars como el Mitsubishi CA-MiEV Concept que fue desvelado este mismo año en el Salón de Ginebra 2013. Y como decimos las marcas ya miran hacia este evento como un buen lugar para publicitarse y también para el desarrollo de futuros modelos, por lo que el Mitsubishi MiEV Evolution II es la evolución natural del modelo del año pasado pensado para corregir pequeños bugs que suelen encontrarse en este coches experimentales, y apea dar un salto cualitativo y cuantitativo en este nuevo modelo.

Para ellos, este año los Mitsubishi MiEV Evolution II serán conducidos por el experimentado piloto japonés Hiroshi Masuoka, perteneciente al equipo de desarrollo de vehículos de Mitsubishi, mientras que el segundo será conducido por Greg Tracy, seis veces campeón del PPIHC de motos. Y digo los porque la firma japonesa contará con dos unidades del Mitsubishi MiEV Evolution II. Cada una de ellas contará con cuatro motores eléctricos (el anterior modelo utilizaba sólo tres), incrementando la potencia total de 375 CV hasta los 536 CV. Además se han realizado fuertes mejoras en el manejo de estos modelos ya que estos modelos contarán con baterías de iones de litio con el fin de mejorar el centro de gravedad, mientras que el control de estabilidad y los sistemas antibloqueo de frenado también han sido rediseñados. Por supuesto el look final del coche ha sido totalmente cambiado, y ahora los dos Mitsubishi MiEV Evolution II se parecerán más a un prototipo típico de Le Mans. Sólo nos queda por ver el rendimiento en vivo que podrían tener estos espectaculares modelos que a buen seguro desarrollarán tecnologías para los coches de calle. O eso espero.