Cuando por fin las autoridades internacionales han confirmado que las emisiones de los diésel son cancerígenas hemos conocido que Lexus aparca al diésel como combustible y no ofrecerá estos motores en sus modelos. Radical, pero interesante, muy interesante.

El hecho de que Lexus aparca al diésel para beneficiar a los motores híbridos es un claro síntoma de que su confianza en este tipo de configuración es total y ya que se obtienen los mismos consumos, o mejores, se contamina muchísimo menos y pagan menos impuestos, era estúpido para un fabricante pequeño como Lexus mantener las mecánicas diésel en su catálogo.

Lexus aparca al diésel

Durante muchos años el diésel ha sido la opción lógica, un menor consumo, menor carga impositiva y una teóricamente durabilidad mayor, digo teóricamente porque es muy complicado valorar eso, pero los genios del marketing lo emplearon como cualidad y diferencia de este tipo de propulsores.

En junio llega la nueva generación del Lexus IS y será el primer vehículo en venderse en España, de la marca de lujo de Toyota, en no tener una opción diésel. Anteriormente estaba disponible una oferta con un motor con 150 caballos de potencia, el IS 200d.

Ahora hay cambios, y de momento, tan sólo estará disponible el Lexus IS 300h con 226 CV que firma un gasto medio de 4,3 litros a los 100. Todo ventajas, aunque como sabrás, estos consumos son algo prometedores y si la media fuera de 1,5 litros más también sería interesante. Eso si, mas adelante llegarán mecánicas V6, también gasolina, para ofrecer una alternativa convencional a aquel conductor que no requiera de una configuración híbrida.

Lexus aparca al diésel

La práctica totalidad de la oferta de Lexus dispone de una alternativa híbrida, excepto el LFA como podrás comprender. Y en los próximos años no esperes ver motores diésel, pese a que en Europa nos encantan y se venden mucho más que los gasolina. Pero Lexus tiene claro que para un futuro limpio hay que apostar por la configuración híbrida como paso previo para la electrificación total del coche. Tiempo al tiempo.

Tenemos que decirle adiós al lado oscuro de los motores, digo, al diésel, porque cuando un fabricante abandona a este combustible para ofrecer configuraciones híbridas es algo que deberían estudiar el resto de marcas pequeñas-medianas, para centrar sus estudios en esta tecnología, que parece tener mucho mas futuro.

Fuente: MotorpasiónFuturo