Desde hace unos meses estoy viendo como el modelo de venta de vehículos debe sufrir una ligera renovación. Es un sistema algo arcaico y que en la gran mayoría de ocasiones sólo se usa para terminar un proceso de búsqueda de coche que dura semanas o meses. Es por eso, que el fin de los concesionarios, tal y como los conocemos ahora mismo, está más cerca que nunca.

Fin de los concesionarios

Voy a tratar de que entiendas este pensamiento que puede sonar muy trágico pero que no está muy alejado de la realidad. Hace unos años, pongamos 10 o 15, para comprar un ordenador había que ir a una tienda experta, dejarnos asesorar y fiarnos de su criterio y de su labor comercial. Ahora, acudimos a la tienda con la lista de la compra ya hecho gracias a la información que sacamos de internet o de otro medio de comunicación, generalmente revistas, aunque cada vez menos. Y con esta información, sacada de foros, webs especializadas y por el consejo de expertos en la materia, acudimos a la tienda y pedimos lo que queremos, nos lo dan y nos vamos.

De hecho, hasta es probable que ni eso, que te informes en internet y lo compres directamente al fabricante, como es el caso de Dell o de Apple. Dos empresas que han tenido una visión de futuro y están teniendo éxito. Pues esto, hay que aplicarlo al mundo del motor. El fin de los concesionarios como un emplazamiento donde poder hablar con los comerciales, informarte, dejarte asesorar y pelear por un mejor precio llegará a su fin y se quedarán como el último eslabón donde firmar, y a lo mejor ni eso, los papeles de la compra, impuestos, etcétera.

Fin de los concesionarios

Cuántos de vosotros habéis acudido al concesionario a comprar vuestro coche con la lista de extras que queréis, el modelo, el motor, el color, todo, sin ni siquiera haberlo probado. Simplemente por lo que habéis leido, por lo que os habéis fiado. Has leido revistas, portales en internet, blogs, opiniones por las redes sociales y has acudido al configurador online decenas de veces hasta que has dejado tu futuro coche como querías. ¿Y qué has dejado para el comercial del concesionario? Ya has hecho su trabajo y él tan sólo te hará alguna oferta, si es que puede, y te hará la gestión, el pedido a fábrica y te hará la entrega.

Muchos concesionarios están cerrando porque no es rentable, para la marca ni para los dueños de las concesionarias, un volúmen tan elevado de centros. Mantener un grupo de comerciales que ya no tienen tanto trabajo, bien porque las ventas son malas, bajas y catastróficas, y bien porque cada vez preferimos informarnos por nuestra cuenta y fiarnos de ciertas personas que consideramos expertas.

Es por esto que creo que el fin de los concesionarios, tal y como los conocemos, cada día está mas cerca. Acabarán convirtiéndose en centros donde terminar una operación y sobre todo, centrarán su actividad en los talleres como medio para pasar las inspecciones periódicas.

Fin de los concesionarios

De hecho, me pongo a pensar y a analizar, y no veo descabellado comprar un coche por internet. Sinceramente, no me parecería algo muy lejano. En el fondo, si ya sabemos como lo queremos, por qué no realizar el pedido desde el portal de la página. Vale, hay que hablar, en muchos casos, del tema de la financiación, pago de impuestos, etcétera, pero... ¿esto no lo podría realizar una gestoría directamente? Y tu, ¿cómo ves el futuro de los concesionarios?