La directora de la DGT, María Seguí, igual que hace algunas declaraciones que serían para aplaudirla, en otras habría que quitarle el micrófono. Hoy hablamos de una noticia referente a la segunda manera de actuar. La DGT estaría estudiando elevar la edad mínima para conducir, una noticia que nos ha pillado a todos por sorpresa.

edad mínima para conducir

Para comenzar, Seguí ha confirmado que sólo es una propuesta encima de la mesa y que no está en la hoja de ruta ni en una lista de prioridades, pero bien que lo ha soltado durante la presentación de un libro que trata sobre la mortalidad de los jóvenes en los accidentes de tráfico. Un acto que le venía como anillo al dedo para lanzar esta absurda noticia.

Me notarás más enfadado de lo habitual con la DGT y es porque este tipo de especulaciones perjudican al sector, consiguen causar miedo entre aquellos que les queda poco tiempo para sacarse el carnet, y es que elevar la edad mínima para conducir puede suponer un grave problema para Autoescuelas, Concesionarios, Marcas, etcétera.

La excusa de Seguí no es más que la de disminuir la tasa de accidentes entre los conductores jóvenes, que las estadísticas jueguen siempre a favor de la DGT. Al sacarse el carné, me da igual que sea con 18 o 36 años, los primeros meses se va con miedo, miedo a lo desconocido que afecta a todas las edades y donde es más habitual que se cometan ciertas irresponsabilidades. Recuerdo, la mayoría fruto del miedo y no de la edad. Generalizar es un error.

edad mínima para conducir

Elevar la edad mínima para conducir progresivamente o directamente pegar el hachazo y elevarla hasta los 20 años no solucionaría ese problema. Este problema se soluciona arreglando las carreteras, potenciando la educación vial, obligando a las ITVs a inspeccionar mejor los vehículos antiguos, en resumen, a concienciar más que a obligar. Esto es algo que la DGT no entiende todavía.

Una red vial más segura, una mayor concienciación y un trabajo en educación desde que somos pequeños son las tareas que influyen con mayor importancia a la hora de corregir malos hábitos. Eso si, se llama inversión, y en ese departamento no saben las ventajas de invertir en seguridad y en educación. Parece que sólo saben multar, castigar e infringir miedo. Para María Seguí parece que esta es la mejor vía de actuación y ya le aviso, está equivocada. Debe comenzar a buscarse mejores asesores para que la asesoren en llevar por el buen camino a una institución tan importante como la Dirección General de Tráfico.

¿Cómo se podría tomar el sector esta noticia? Seguro que bastante mal porque significaría perder ventas al haber menos posibles compradores, y seguro que un país como España, donde este sector tiene una gran importancia, no vería con buenos ojos que la edad mínima para conducir se elevase. Es mi opinión, pero la DGT debería mantener la boca callada, actuar en pro de la seguridad y dejar de mirar tantos números, estadísticas e ingresos. Si trabajan para salvar vidas, que lo hagan, pero que lo hagan desde la razón y no mirando al político más cercano.