En una reciente entrevista para un medio del sector, Frederic Banzet, CEO de Citroën, ha confirmado interesantes detalles sobre una futura línea de productos en los que se encuentra trabajando la firma francesa. Se trata de una nueva gama “C-Line” que se caracterizará por el bajo coste de sus productos. Sin embargo, el propio Banzet ha querido distanciarse del tópico low-cost.

Citroën C-Cactus Concept

Se espera que el primer modelo de la nueva gama C-Line de Citroën llegue al mercado en poco menos de un año y se trataría del sustituto para el Citroën C3 supermini. Inspirado en el prototipo Citroën C-Cactus Concept (puedes verlo en la imagen de más arriba), Banzet ha dejado claro por activa y por pasiva que no se trata de un rival para Dacia (submarca propiedad de Renault) ya que aunque tendrá un precio competitivo, no se podría definir como coche de bajo coste.

Como ya sabemos, la gama DS de Citroën se terminará convirtiendo en una submarca independiente de Citroën y en ella se agruparán los modelos más caros de la firma francesa. Por otra parte, la nueva gama C-Line, contará con diferentes modelos ideales para quienes buscan un equilibrio entre calidad y coste. Vamos, una buena relación calidad/precio.

No vamos a caer en la trampa de competir solamente en precio. Nuestra intención es la de ofrecer un buen producto aunque este sea asequible. Será esto lo que nos diferencie de nuestros rivales.

En palabras de Frederic Banzet, en la producción de los distintos modelos C-Line se llevarán a cabo diferentes procesos para disminuir al máximo el coste de fabricación y por tanto, poder ofrecer un buen producto a un bajo precio. Por ejemplo, se espera que cada modelo cuente con un número reducido de opciones en su gama de motores. Con ofrecer las más populares sería suficiente.