Hay que reconocer que no a todas las marcas esta época de crisis les está suponiendo un sufrimiento. Que se lo digan a Audi, pero claro, también hay que reconocer que la ética que la firma alemana está desarrollando en los últimos años es encomiable. Parte de esta filosofía siempre ha recalado en las pueblas de resistencia más famosas como son las 24 Horas de Le Mans, y es que es normal que los Audi Le Mans Prototypes, son referencia al salir casi todos los años de forma victoriosa. Unos modelos en los que materiales exóticos como la fibra de carbono y el kevlar, se dan la mano.

Audi Le Mans Prototypes

Sabemos que para Audi la gran familia RS es muy importante, y lo seguirá siendo en el futuro por lo que para la firma alemana los Audi Le Mans Prototypes son coches más que rentables a la larga. De hecho siempre he dicho que este tipo de desarrollos únicamente tienen sentido si al final llegan a los coches de calle como es el caso del Audi TT Ultra Quattro. Es por ello que hoy vamos a hablar de estos prototipos, ya que Audi lleva ya una serie de años siendo artesanos en la fabricación de coches con un monocasco fabricado en fibra de carbono. Y evidentemente ha sido el equipo de carreras de Audi el que ha tenido que liderar este desarrollo que Audi ya usó en el 99 con el Audi R8R hasta el último Audi R18 e-Tron Quattro. Aunque es evidente que a pesar de utilizar la misma base, la tecnología de producción ha cambiado mucho, ofreciendo un rendimiento mayor. Y es que en este modelo el monocasco de fibra de carbono ha sido fabricado de una sola pieza, con el reto que ha tenido la firma alemana para poder intrincar el tren de potencia híbrido que es más complejo de uno de combustión interna.

Para ello los actuales Audi Le Mans Prototypes cuentan con este monocasco de una sola pieza y con puntos de anclaje para las suspensiones delanteras y traseras, así como para los paneles laterales. El resultado es un chasis mucho más rígido y ligero que permite al Audi R18 e-Tron Quattro obtenga una maniobrabilidad superior y un rendimiento sobresaliente, por no hablar proteger al conductor y un eventual vuelco del coche de competición. Además, este monocasco realizado en fibra de carbono cuenta con la particularidad de albergar en sus entrañas una caja de cambios realizada en kevlar. Una pieza realizada artesanalmente mediante materiales composite que dotan al modelo de precisión, ligereza y robustez. Evidentemente los Audi Le Mans Prototypes cuentan con una estructura más rígida, que a su vez demanda también mayor rigidez en el motor y en otros componente estructurales. Añadiendo todos estos elementos a un conjunto híbrido como hay en el interior del Audi R18 e-Tron Quattro, hacen que el conjunto llegue a pesar únicamente unos 915 kg. 14 años de experiencia por parte de Audi que siempre está enfocada a la victoria, pero también a los coches de calle.

Audi Le Mans Prototypes