La primera visita oficial del recientemente electo presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no ha tenido otro destino más que Argentina. Entre uno de los acuerdos que se ha logrado, se cuentan los 10.000 vehículos de todo tipo que Argentina va a venderle al país caribeño, lo cual nos deja con una duda recurrente. ¿Es Venezuela la única opción viable para Argentina de exportación de vehículos a gran escala?

Venezuela

El acuerdo contempla el establecimiento de plantas de ensamblaje de vehículos en Venezuela, para las marcas ya establecidas en el país. Pero mientras otros países de América como México o Brasil exportan miles de unidades a EEUU, Europa y Asia, Argentina debe conformarse con fabricar para Venezuela, actualmente el único país compatible con las políticas del gobierno argentino.

No queda duda de que la capacidad productiva a nivel automotriz de Argentina está puesta fuera de toda duda por la buena calidad y nivel de ensamblaje. Por eso me pregunto si no hubiera sido mejor intentar abrir otros mercados en Europa o EEUU y crear condiciones para una mayor competitividad que ayudase a mejorar la industria automotriz argentina. Es loable el esfuerzo por exportar más a Venezuela, pero es un paso atrás.

Las empresas fabricantes en Argentina deberán garantizar el servicio post venta, presentar proyectos de inversión y prestar asistencia técnica y transferencia tecnológica en los proyectos de Venezuela. Es un camino, pero no es el mejor camino. ¿Quién será el próximo? ¿Irán o Cuba?