La mayoría de los que alguna vez hemos alquilado un coche, lo hemos hecho por un día o incluso más de un día, en lo que responde a lo que podríamos denominar como "anterior" modelo de alquiler de vehículos. Sin embargo, la experiencia que ofrece el alquiler Car2Go es el uso del coche alquilado por un corto período de tiempo, generalmente para un uso muy puntual, como ir a un sitio determinado o en una situación de emergencia. Te explicaremos en qué consiste el sistema de Car2Go y por qué es algo conveniente y una alternativa válida al sistema de alquiler tradicional.

Alquiler Car2Go, uno de los nuevos modelos de renting

El alquiler Car2Go se basa en el carshare, un concepto que ha comenzado a desarrollarse solamente hasta hace pocos años, en países precursores como Gran Bretaña. Se basa en el uso de la unidad alquilada por un corto tiempo, por ejemplo una hora. Incluso las compañías tradicionales como Hertz o Rent-A-Car lo han adoptado, abriendo oficinas especiales para este tipo de servicio. Marcas como BMW o Mercedes-Benz también han adoptado el nuevo sistema y precisamente Car2Go tiene mucho que ver con la marca de la estrella.

Mercedes comenzó a realizar los primeros ensayos de esta modalidad en el año 2008 entre sus empleados alemanes y hoy en día ya son unas 7.000 unidades de la marca en 18 ciudades que están disponibles en el alquiler Car2Go. Los vehículos usados son los Smart ForTwo, tanto en versiones gasolina como eléctricos, cobrándose el alquiler por minuto, aunque también puede alquilarse por horas o el día entero, si se quiere.

Si bien el sistema de reserva existe, Car2Go menciona que no es un paso obligado. Pero para más comodidad la reserva de vehículos puede hacerse a través de una aplicación para el teléfono móvil, o desde la web con cualquier equipo, desde donde se podrá reservar un vehículo. Podremos ver la carga de combustible (estado de las baterías en los eléctricos) y si notamos que el coche no tiene suficiente combustible, podemos buscar otro que tenga la suficiente carga para hacer el recorrido que tenemos previsto. Una vez encontrado "nuestro" coche, podemos reservarlo.

Alquiler Car2Go: tarjeta inteligente

Para acceder al coche, previo paso por las oficinas de Car2Go y hacer el pago del registro en el sistema, solo debemos apoyar la tarjeta que nos darán, en el lector del parabrisas del vehículo para que tengamos libre acceso a él. Si durante nuestro recorrido lo aparcamos para ir a comer, el tiempo se cobrará como si el vehículo estuviera en movimiento y si por alguna razón necesitamos cargar combustible, se nos agregará como crédito a nuestra cuenta de Car2Go.

Una vez finalizado el viaje, solamente dejamos las llaves donde las encontramos en el salpicadero, salimos del vehículo y volvemos a pasar la tarjeta por el scanner del parabrisas. Cuando el sistema reconozca nuestra tarjeta, las puertas quedarán cerradas y el coche listo para ser usado por el próximo usuario. Como uno de los requisitos esenciales a la hora de dejar el coche, el vehículo debe dejarse aparcado en los espacios especiales de Car2Go.

El alquiler Car2Go está disponible de momento en Europa, en ciudades de Alemania, Gran Bretaña, Holanda y Austria. En América se lo puede encontrar en EEUU y Canadá, en ciudades como San Diego, Austin, Toronto o Calgary.