La DGT (Dirección General de Tráfico) de España ha puesto en marcha durante toda esta semana una nueva campaña de control de excesos de velocidad y vigilancia en las carreteras secundarias del país. Según datos de la propia DGT proporcionados por la Guardia Civil, más del 70% de los accidentes con víctimas mortales en España tienen lugar en las carreteras secundarias. Por tanto, ya se ha convertido en un habitual que cada cierto tiempo se pongan en marcha campañas de control de este tipo.

vigilancia en las carreteras secundarias españolas

Según informa Tráfico, la gran mayoría de conductores españoles ya se ha sensibilizado sobre que un exceso de velocidad al permitido en la vía es uno de los factores más determinantes que causan accidentes. Tráfico también advierte que un aumento del 5% de la velocidad provoca un incremento del 10% en los accidentes que causan traumatismos del 20% en los accidentes con víctimas mortales.

Además del refuerzo en la vigilancia en las carreteras secundarias, la DGT lanzará una nueva campaña de concienciación para recordar la importancia de respetar los límites de velocidad. Dicha campaña llevará el lema de “Las prisas te hacen cometer errores pero conduciendo no hay segundas oportunidades”.

Un nuevo instrumento que utilizará la Guardia Civil para controlarnos será un nuevo radar denominado como ‘Pegasus’ instalado en uno de sus helicópteros que permite circular la velocidad a la que circulan los vehículos y que se utilizará principalmente en las carreteras secundarias al igual que el resto de medidas de control y vigilancia respectivamente.

Desde ayer Lunes, ¿Has notado un incremento de la presencia de la Guardia Civil en las carreteras secundarias? Personalmente no he visto más que lo habitual (alguna patrulla de vez en cuando) y suelo hacer bastantes kilómetros al día por este tipo de vías. En mi opinión, la vigilancia en las carreteras secundarias españolas debería ser una tónica diaria ya que aumentar sensiblemente la presencia de la benemérita tendría un efecto disuasorio en aquellos conductores a los que les gusta jugarse la vida al volante.

Fotografía: Diario de León