General Motors ha anunciado que se ha llegado a un acuerdo con los trabajadores de Opel en España para congelar su sueldo durante dos años (hasta 2015). Se trata de una de las partes de un acuerdo firmado con los trabajadores para impulsar la competitividad de la fábrica de Opel en España en comparación con otras factorías repartidas por Europa.

Trabajadores de Opel en España

Casi los 6.000 trabajadores de Opel en España (en la factoría de Zaragoza) no verán como su salario se incrementa en los dos próximos años. Así lo ha comentado Pilar Guridi, Portavoz de General Motors España.

Este acuerdo está encaminado a que la fábrica de Zaragoza se convierta en una de las más importantes para nosotros en Europa. Esta medida forma parte de un nuevo plan de incremento de la producción y de la adjudicación de nuevos modelos.

Recordemos que Opel se encuentra en un profundo proceso de reestructuración interna para poder dar la vuelta a la situación en la que se encuentra la firma de General Motors. Desde el año 1999 ha acumulado un total de 18 billones de dólares en pérdidas. Es una situación de emergencia que debe ser solucionada cuanto antes si no queremos que el futuro de la marca alemana peligre.

Una de las medidas para ahorrar costes que General Motors realizará será ni más ni menos que el cierre de una fábrica de Opel en Bochum (Alemania). Volviendo a la situación de los trabajadores de Opel en España, sus salarios crecerán un 1,5% en el año 2015 y serán revisados en 2016 y 2017 respectivamente. Todo dependerá del beneficio que GM consiga en Europa durante dichos años según ha citado Guridi.

Casi el 65% de los trabajadores de Opel que participaron en la votación dieron su voto a favor del plan de congelación de sueldos. Participaron casi 4.000 de los 6.000 empleados de la fábrica en la votación.

Otras marcas del sector como Ford, Renault o el Grupo PSA Peugeot-Citroën están haciendo lo propio en España gracias a que el gobierno liderado por Mario Rajoy ofrece facilidades a las empresas para reorganizar su personal o beneficios por adjudicar la producción de nuevos modelos a las fábricas españolas. De esta manera, muchas de las factorías de nuestro país se están salvando del cierre que tanto las ha amenazado en los últimos años.

Fotografía: autosemana.com