Esta semana hemos visto como Porsche renovaba ligeramente su berlina-buque insignia, el Panamera, pero nos sorprendía con el lanzamiento del Porsche Panamera S E-Hybrid, un modelo híbrido enchufable que promete revolucionar la marca de Stuttgart. En MotorFULL hemos querido analizar que supone este lanzamiento, desde los modelos que podrían heredar esta configuración hasta a especular con ese séptimo eslabón perdido que quiere presentar la marca y que encajaría con esta filosofía.

Porsche Panamera S E-Hybrid

Porsche Panamera S E-Hybrid, el primer modelo enchufable de Porsche

La llegada del Porsche Panamera S E-Hybrid supone un antes y un después en la marca de deportivos, bueno, de vehículos que transmiten sensaciones de deportividad, porque habrá mucha gente que ya no tenga a Porsche como un fabricante de sueños deportivos. Los hace, pero su mercado se ha ampliado, para lo bueno y para lo malo.

Pero centrémonos en su futuro, que visto lo visto, pasa por el mundo eléctrico, y de que manera. Con el Porsche Panamera S E-Hybrid han conseguido aunar prestaciones, sensaciones y ecología con la deportividad y la exclusividad. Y encima, no parece caro: 114.021€ gracias a no pagar impuesto de matriculación.

Porsche Panamera S E-Hybrid

Aprovechando la renovación de la gama, Porsche ha querido dar una vuelta de tuerca a su berlina con propulsión híbrida dotándola de la posibilidad de recargar sus baterías enchufándose a una toma de corriente convencional. Y esto ha sido posible porque su propulsor eléctrico, de 97 caballos, está asociado a un acumulador con 9,4 kWh de capacidad. Unas baterías que tienen una capacidad muy superior, pasando de los 1,7 kWh del anterior modelo a los más de 9 del Porsche Panamera S E-Hybrid.

Pero no sólo se ha ampliado su capacidad, sino que ya no están realizadas de Níquel-Metal-Hidruro sino que ahora emplean la tecnología Ion-Litio, mucho más eficaz a la hora de la recarga, más pequeña y con un menor peso. Son mas caras, pero gracias a sus bajas emisiones y a su reducido consumo, se lo pueden permitir. Es tal el incremento, que el Porsche Panamera S E-Hybrid puede recorrer 3,1 litros a los 100, pero esto es fruto del penoso sistema de homologación europeo, así que sería lógico que su consumo fuera de 5,5-6 litros. Una cifra muy respetable y bastante real.

Porsche Panamera S E-Hybrid

Y digo real porque no tenemos que olvidar que su propulsor principal se confía a un motor V6 biturbo que en combinación con el motor eléctrico es capaz de rendir 416 caballos de potencia. Una configuración mecánica que le permite pasar de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos. Nada mal para una berlina que apuesta por la eficiencia sin olvidar su carácter deportivo.

Con el Porsche Panamera S E-Hybrid, el fabricante alemán ha roto el segmento de las berlinas híbridas con un modelo revolucionario para el sector, pero también para la marca.

El cambio de Porsche hacia las configuraciones híbridas es un hecho hasta para los deportivos

Esta mañana hablábamos de la necesidad del CEO de Porsche, Mattias Müller, de querer hasta 7 modelos para el catálogo de la marca en los próximos años. 6 son de sobra conocidos, pero hay un séptimo eslabón perdido que podría aprovecharse de esta tecnología. Y ese no sería otro más que un 911 híbrido.

Porsche Panamera S E-Hybrid

Con el desarrollo de este tipo de configuraciones mecánicas, Porsche está sentando los precedentes necesarios para que los futuros modelos de la marca tengan una opción híbrida. Habrá en modelos que no será posible, caso del Boxster o del Cayman, pero si pensamos en un Cayenne S E-Hybrid o en un 911 S E-Hybrid, podemos acertar en una quiniela.

Ese séptimo modelo que desea Müller encajaría con la idea de un 911 biplaza con configuración híbrida. Lo lógico sería desechar esas plazas posteriores para incorporar una batería y lo necesario para su funcionamiento. Así, aunque podría no llamarse 911 por eso de no desagradar a los fans incondicionales, se convertiría en el deportivo que Porsche necesita para subirse a la ola de los vehículos de altas prestaciones que tienen esta tecnología.

Poder recorrer unos 35 kilómetros en modo 100% eléctrico con un 911 y además disponer de unas prestaciones de infarto gracias al apoyo del motor eléctrico puede ser un órdago en este segmento. No quiero darle más vueltas a la cabeza porque dentro de muy poco empezarán a salir los primeros datos oficiales filtrados y hay que centrarse un futuro más cercano.

Porsche Cayenne S E-Hybrid, el paso lógico

Si hay un camino escrito en Porsche por la tecnología híbrida estrenada con el Porsche Panamera S E-Hybrid debería ser el Cayenne, el modelo que necesita este tipo de mecánicas, ya sea porque puede, porque tiene espacio y porque sería muy raro que no veamos dentro de unos meses esta configuración en el Cayenne.

Porsche Panamera S E-Hybrid

Y es que no me imagino una gama híbrida enchufable en Porsche sin que pase necesariamente por el Cayenne. No lo veo y creo que los responsables tampoco lo hacen. En el Cayenne hay más espacio para las baterías, por lo que aunque sea más grande, pesado y menos aerodinámico que el Porsche Panamera S E-Hybrid podría tener la misma ficha técnica sin despeinarse.

Si el mundo gira hacia las configuraciones eléctricas, Porsche ha iniciado el camino con el Porsche Panamera S E-Hybrid y lo seguirán el Cayenne y seguramente el 911.