Quien nos iba a decir que los neumáticos iban a generar tanto protagonismo en una era de eficiencia y ecología en la que las nuevas motorizaciones y desarrollos tecnológicos se llevan las portadas de todas las publicaciones. Lo cierto es que todos buscamos neumáticos eficientes y sin perder redimiendo, pero estos neumáticos de baja resistencia, no terminan de dejar satisfechos a los consumidores. O al menos es lo que ha podido extraerse en una reciente encuesta que ahora desvelamos.

Neumáticos de baja resistencia y run-flat

Podría parecer una inocentada, pero los neumáticos están tomando un protagonismo en la Fórmula 1 que hoy en día ya se está produciendo en los coches de calle. De hecho nuevas regulaciones ya insinúan que veremos neumáticos más eficientes, y aunque esta propuesta es más que interesante, puede que no le guste a todo el mundo. En concreto, y según una reciente encuesta realizada por J.D. Power y Asociados, tanto los consumidores con neumáticos run-flat como los llamados neumáticos de baja resistencia, están menos satisfechos que aquellos clientes que poseen neumáticos más tradicionales. De hecho, cerca de un tercio de los consumidores con neumáticos run-flat querrían cambiar a unos neumáticos más tradicionales, mientras que los neumáticos de baja resistencia se muestran muy aprensivos y preocupados a cerca de los beneficios que este tipo de neumáticos tienen que sacrificar únicamente para ahorrar combustible.

En cuanto a los neumáticos tipo run-flat, hay que decir que un neumático tiene de vida media algo más de los 35.000 km, unos 9.000 km más que este tipo de neumáticos anti-pinchazos. Este hecho es particularmente importante en el rendimiento de los neumáticos, sobretodo en el uso de coches deportivos o de gran cilindrada, por lo que el 14% de estos consumidores recomiendan neumáticos más tradicionales y de alto rendimiento, mientras que en el caso de coches más tradicionales, casi el 50% de usuarios cambiarían los neumáticos run-flat por unos tradicionales. Un hecho que no ha pasado desapercibido para Brent Gruber, Director de la División del Automóvil en J.D. Power y Asociados:

Los fabricantes están tratando de alcanzar el siguiente nivel en cuanto al consumo de combustible, y ya están buscando entre los suministradores y productores para llegar allí. El reto es hacerlo mientras se siguen cumpliendo las expectativas de los consumidores. Los neumáticos run-flat de momento no las están cumpliendo.

Es evidente que este tipo de neumáticos tienen una doble misión: ahorrar espacio de carga al no tener que incorporar un neumáticos de repuesto en el maletero (y su consiguiente peso), y también utilizar este hueco para albergar más carga en el maletero. Pero de momento no están cumpliendo las expectativas de los clientes, como tampoco los neumáticos de baja resistencia, ya que muchos recelan de los beneficios que incorporan estos neumáticos para ahorrar combustible, sacrificando el agarre y seguridad a alta velocidad, algo que muchos no están dispuestos a sacrificar, a pesar de que los neumáticos de baja resistencia pueden reducir el consumo de combustible entre un 1,4% y 1,5%. El propio Brent Gruber ha destacado en este apartado que:

Mientras el mercado de los neumáticos de baja resistencia se están centrando únicamente en la eficiencia de combustible, los fabricantes de neumáticos deberían advertir y educar a los conductores sobre la tracción de este tipo de neumáticos. Los consumidores no entienden del todo los beneficios de estos neumáticos de baja resistencia. Creen que pierden una parte muy importante del rendimiento global, sólo por ser de baja resistencia, sin preguntarse muchas veces cuánto ahorramos en el combustible.

Estoy totalmente de acuerdo con esta ultima reflexión, ya que muchos de los usuarios que poseemos neumáticos de baja resistencia, o no sabemos o no nos interesamos por la eficiencia y rendimiento que pueden tener, únicamente mirando el aspecto de ahorrarnos combustible. En el fondo, se ahorra combustible en un pequeño porcentaje, y sin embargo, sigo pensando que el rendimiento es perfectamente óptimo con respecto a los normales, pero también formaría parte de las marcas advertir sobre los pros y contras de este tipo de neumáticos de baja resistencia. En este caso, Michelin es la marca mejor valorada los tres segmento de lujo, grandes berlinas y sport. Pirelli es la más valorada entre los segmentos pickup, truco y utilitarios.