Hace unos días pude acudir a un evento que organiza el fabricante que más se preocupa por la seguridad de sus vehículos, se llaman Jornadas Volvo de Conducción Segura y esta es la duodécima edición de un tipo de cursos que deberían ser obligatorios para poder aprobar el exámen del carnét de conducir.

Jornadas Volvo de Conducción Segura

El lugar no podía ser mejor para la práctica de las Jornadas Volvo de Conducción Segura, el complicado, técnico y revirado circuito madrileño del Jarama. Un emplazamiento clásico para los fabricantes de automóviles que quieren ofrecer a sus clientes algo más que una experiencia divertida, una lección que seguro no olvidarán.

Volvo nos invitó a realizar el mismo curso que realizarán los más de 500 clientes del fabricante sueco que acudan, totalmente gratis, a las Jornadas Volvo de Conducción Segura, donde pudimos realizar cuatro actividades muy interesantes e instructivas:

  • Prueba de los sistemas de seguridad y tecnología de Volvo como el City Safety o el sistema de aparcamiento autónomo
  • Conducción sobre pavimento deslizante y comprobación del funcionamiento del ESP y ABS
  • Conducción en circuito para poner a prueba las últimas joyas de Volvo
  • Prueba Off-Road para conocer las aptitudes todoterreno del XC60 y XC90

Este tipo de cursos están enfocados a cualquier tipo de cliente y no se hace necesario un gran nivel de conducción ni una dilatada experiencia para poder aprender y disfrutar de las Jornadas Volvo de Conducción Segura.

Jornadas Volvo de Conducción Segura

El día arrancó con una breve presentación del trabajo de Volvo en materia de seguridad, una carrera que comenzó con la invención del sistema de seguridad con tres puntos de anclaje en 1959 y la posterior cesión de la patente en 1960 para que cualquier fabricante pudiera incorporar esta tecnología en sus vehículos. Este tipo de hechos han conseguido que los Volvo se reconozcan como los vehículos más seguros del mercado, pero con tecnologías como el airbag de peatones o el sistema de detección de ciclistas, el fabricante sueco está dando pasos agigantados para poder cumplir su meta más ambiciosa: Que no haya ningún muerto o herido grave en un vehículo Volvo a partir del año 2020.

Tras un breve briefing explicando todos los avances que incorporan los nuevos modelos de Volvo, caso del BLIS, el WHIPS, el Pedrestian Detecion, el airbag para peatones, el airbag de rodilla o el control de velocidad adaptativo, pasamos a la realización de las pruebas.

City Safety y sistema de aparcamiento automático

Jornadas Volvo de Conducción Segura

La primera prueba de las Jornadas Volvo de Conducción Segura consistía en ponernos a los mandos de un Volvo V60 equipado con el sistema City Safety para que comprobásemos como funciona un dispositivo que está destinado a salvar una gran cantidad de vidas. Teníamos que ponernos con el V60 a unos 30 kilómetros por hora sobre un suelo algo más deslizante del asfalto convencional y comprobar como funciona el sistema City Safety.

La prueba se realizó con dos posibles objetivos, por un lado teníamos a un pequeño muñeco hinchable y por otro una barrera de goma. Así podíamos probar que el sistema funciona tanto con objetos fijos como con peatones, algo que realmente es importante porque se pueden evitar muchos accidentes por atropellos.

Jornadas Volvo de Conducción Segura

A esa velocidad, 30 kilómetros por hora, el sistema funciona a las mil maravillas, y aunque es capaz de funcionar hasta los 50 km/h, los responsables nos avisaron que en un suelo algo deslizante como en el que nos encontrábamos, la velocidad recomendada es 30 km/h. Bien, en nuestro segundo intento, traté de ver como respondía a unos 35-40 km/h y si bien, frenó a la perfección, no pudo evitar un ligero contacto con el dummy. Eso si, el City Safety es capaz de convertir lo que en otros vehículos sería un accidente seguro y con posibles consecuencias, en un susto, sobre todo para el conductor, porque la frenada es muy brusca y es capaz de detener el coche en muy pocos centímetros.

Jornadas Volvo de Conducción Segura

La prueba contra el objeto fijo se realizó sin ningún problema y el City Safety hizo perfectamente su trabajo. La única diferencia entre colisionar contra un peatón o un objeto es que en el primer caso, un chivato acústico y un aviso visual saltarán y en el segundo tan sólo lo hará el aviso visual.

Como no es el primer Volvo que hemos tenido con el sistema de aparcamiento automático, la prueba en la que teníamos que hacer al vehículo encontrar un sitio y que aparque fue pan comido. Y que mejor que dejarte con un vídeo del funcionamiento del mismo pero en un V40:

Prueba con el firme húmedo, ¿cómo funcionan el ESP y el ABS?

Jornadas Volvo de Conducción Segura

La siguiente prueba era la que me parecía más interesante y que debería ser una parte imprescindible para la obtención del carnét de conducir. Nos subimos en el S40, la berlina más joven del fabricante sueco, para discurrir por un trazado en el que se combinaban zonas de curva, de frenada, de esquiva y de slálom. El objetivo: realizar dos vueltas para ser testigos de cómo funcionan el ESP y el ABS.

Jornadas Volvo de Conducción Segura

Arrancamos hasta los 60 km/h para frenar bruscamente sobre el pavimento ligeramente mojado, el ABS funciona a la perfección y evita que el coche se deslice innecesariamente. Afrontamos una curva muy cerrada para volver a poner el S40 a 60 km/h y realizar una maniobra de esquiva. Llegados a este punto es muy importante ser muy suaves con el volante y evitar dar un volantazo muy brusco, sino, patinaremos y el ESP no hará su trabajo correctamente. Mi compañero en esta prueba fue algo más brusco de lo habitual en la primera vuelta y el coche, no se salió de su trazada, pero su comportamiento no fue el adecuado, en la segunda vuelta realizó la maniobra mucho más suave, y el S40 realizó el trabajo que tenía que hacer.

Jornadas Volvo de Conducción Segura

Llegamos a una rotonda con el pavimento muy deslizante. Algo que no es muy raro de ver en las carreteras. Tomamos la rotonda a una velocidad elevada y además, apretamos el acelerador más de lo necesario para hacer trabajar al ESP algo más de lo normal. El resultado es que no nos salimos de la trayectoria prácticamente nada y luego podemos afrontar la salida de la rotonda con garantías de éxito. Y es que después nos esperaba un slálom en el que teníamos que comprobar como el ESP funciona perfectamente cuando sólo una rueda de cada eje está traccionando sobre el asfalto seco y la otra sobre mojado. Terminamos realizando una curva muy cerrada en la que había que colocar el coche recto para poder llegar al final del recorrido.

Conducción en el Jarama con el V40 D4 y el S80 D5

Jornadas Volvo de Conducción Segura

Si bien esta no es la prueba en la que más podamos aprender sobre seguridad, si que es de las más divertidas porque pocas veces un conductor puede entrar a un circuito y dar un par de vueltas con unos vehículos tan novedosos como el V40. Ante nosotros teníamos una fila con 5 V40 y otra con otros cinco modelos de Volvo, como el S80 o el V60. El objetivo era dar un par de vueltas detrás de un monitor para saber que es lo que se siente cuando se aborda un trazado como el Jarama.

Tras haber probado dos V40 T4 quise montarme en una unidad equipada con el motor diésel D4, que desarrolla 177 CV. Suficientes para divertirse con seguridad en el Jarama. El ritmo de nuestro grupo fue bastante elevado y atacar algunas curvas fue bastante divertido, pero la caja de cambios automática es bastante lenta de funcionamiento (nada que ver con la Powershift con doble embrague) y en ocasiones parecía que no tuviéramos suficiente potencia. Es bajar una marcha y el coche responde con el suficiente brío.

Jornadas Volvo de Conducción Segura

Quizá los neumáticos, Dunlop, dejaban algo que desear, pero en este tipo de eventos, es un elemento que sufre mucho y no estaban en sus mejores condiciones. Deslizaban bastante y a la salida de algunas curvas chillaban en exceso.

Con el S80, equipado con el motor diésel más potente de la gama, el D5, que ofrece hasta 215 caballos de potencia, la suavidad se combina con una contudencia inesperada por parte de la berlina de representación sueca por excelencia. Su mayor peso mermaba la agilidad del gran buque insignia de Volvo, pero la respuesta de su motor diésel es perfecta y te permite salir con bastante rapidez de las curvas.

Conducción Off-road con el XC-60 y XC-90

Y terminamos nuestro viaje por las Jornadas Volvo de Conducción Segura a los mandos de dos modelos de la gama off-road de Volvo, el XC-60 y el XC-90. El objetivo era realizar un pequeño circuito en el que teníamos que poner a prueba de lo que estaban hechos los dos todoterrenos suecos.

Jornadas Volvo de Conducción Segura

Comenzamos por una bajada con una gran pendiente, que como es habitual no supone ningún problema. Damos la vuelta y continuamos con una subida con la misma pendiente, pero con una peculiaridad, la íbamos a realizar por una zona muy deslizante, con la arena muy poco compacta y teníamos que pararnos a mitad del ascenso para volver a retomarlo. Y no, no teníamos la ayuda del Hill Holder. Según nos contaron los instructores de off-road de la escuela del RACE, muchos clientes se asustan ante este tipo de situaciones, pero hay que guardar la calma y confiar en que no es nada para el coche.

Y dicho y hecho, sin ningún tipo de problema retomamos la marcha y ascendimos para poder continuar con el trazado propuesto. Ahora teníamos que tomar una curva, pero con una peculiaridad: la inclinación. Cuando se realizan este tipo de cursos, hay que quitarle el miedo al cliente de que su vehículo va a volcar ante una leve inclinación y lo mejor que se puede hacer es salir del coche y ver como se encuentra. ¿Por qué?. Porque lo normal es que la percepción de la inclinación desde dentro del coche sea mucho mayor de la que realmente es, y de esta manera se puede afrontar la curva con mucha mas confianza. Repito, no le estamos haciendo ni cosquillas al sistema de tracción integral de Volvo.

Jornadas Volvo de Conducción Segura

Terminamos con una pequeña zona en la que si que le pusimos las cosas algo más difíciles al sistema de tracción integral de Volvo porque superar estos baches y agujeros suponía dejar, a veces, una rueda de cada eje totalmente en el aire. La excelente capacidad de tracción de Volvo superó este obstáculo sin ningún problema y podría decir que le hicimos cosquillas, y ya.

Así es como transcurren las Jornadas Volvo de Conducción Segura del fabricante sueco, una excelente oportunidad para que los clientes puedan comprobar el trabajo que ha realizado Volvo en hacer de sus coches los más seguros del mercado sin olvidar la polivalencia o la diversión.