El Toyota Corolla es uno de los modelos más vendidos del fabricante japonés y aunque en muchos mercados ya no se vende el compacto bajo este nombre, en MotorFULL hemos querido hacer un breve repaso a la historia de este modelo. En esta primera parte analizaremos bajo el microscopio las 5 primeras generaciones del Toyota Corolla, un viaje sorprendente.

Toyota Corolla, un modelo que inicia su andadura en 1966

1966 fue el año en el que el Toyota Corolla arranca su comercialización como uno de los compactos con mayor calidad de su segmento. Y además, supuso el salto de la marca japonesa a otros mercados fuertemente colonizados por vehículos locales. Estados Unidos fue de los primeros en saber de sus bondades y en 1968 aterrizó en este gran país tan difícil de impresionar.

Toyota Corolla

Los motores que se montaron en el Toyota Corolla eran unos modestos 1.0 que entregaban unos 50-60 caballos de potencia, aunque posteriormente fue actualizado a un L4 con 8 válvulas con carburador y 1.077 cc entregando 60 caballos. Este propulsor no estaba sólo y poco después se incorporó un 1.166cc que desarrollaba 65 caballos. En 1969 estos motores fueron revisados para que entregasen 13 caballos más cada uno.

En 1970, el Toyota Corolla ya había demostrado que era un vehículo con una calidad muy elevada, con un precio muy reducido y un comportamiento dinámico sin igual. De hecho, gracias al Toyota Corolla, la clásica alta fiabilidad del fabricante japonés se conoció en todo el mundo y ahora la marca es reconocida por su elevada calidad, su precio muy ajustado y por una durabilidad excepcional.

Toyota Corolla, segunda generación que sirvió para confirmar lo andado

De 1970 a 1974, el Toyota Corolla confirmó el buen hacer durante la primera generación. De hecho, ya se había convertido en el segundo vehículo más vendido en todo el mundo gracias al auge en Estados Unidos. Las palabras calidad y fiabilidad ya eran una marca de distinción para el Corolla.

Toyota Corolla

Pero los avances en materia tecnológica eran muy interesantes al incorporar por primera vez una transmisión automática y un nuevo propulsor con 1.2 litros de cubicaje y una potencia de 73 caballos. En 1971 llegó el motor 1.6 litros con 102 caballos, una configuración, que si bien ha sido muy evolucionada hasta no tener nada que ver, se ha seguido manteniendo en la actualidad, los clásicos e indestructibles motores con 1.6 litros.

En 1972 llegó el primer restyling, que afectaba principalmente a la parrilla y a nuevos y jugosos elementos estéticos. A finales del siguiente año, el Toyota Corolla recibía una variante deportiva llamada SR5 con una transmisión manual con cinco relaciones.

Toyota Corolla, una tercera generación revolucionaria

Entre 1974 y 1978, el Toyota Corolla ya tenía hasta cinco variantes disponibles: una coupé, sedan de 4 puertas, de dos puertas, el station y el SR5. Pero los responsables querían mas y se le agregaron en 1976 los novedosos Liftback y Fastback.

Toyota Corolla

El primero, el Liftback, no era más que un coupé con una ventana trasera muy novedosa y un asiento trasero plegable al 50/50, mientras que el Toyota Corolla Fastback, que no era más que una variante con tintes deportivos del Liftback, consiguió enamorar a muchos clientes. El Toyota Corolla Fastback tuvo versión SR5 además de una estándar que se colocó en un escalón de precios inferior al Toyota Celica.

Toyota Corolla, la sofisticación japonesa para conquistar el mercado con la cuarta generación

Si el Toyota Corolla era un referente en materia de durabilidad, fiabilidad y en buena parte, fue el precursor de la típica "fiabilidad japonesa", al Corolla le faltaba algo, un elemento que no se consigue con trabajo en papel o en el ordenador. Te hablo de la sofisticación, una cualidad que el mercado estaba comenzando a demandar.

Toyota Corolla

Esta cuarta generación tuvo su acogida entre 1979 y 1982. Unos años en los que el motor alcanzó los 1.8 litros de cubicaje y hasta 75 caballos de potencia y tuvo la posibilidad, en las variantes estándar, de equipar transmisiones manuales con 4 o 5 relaciones y una automática con 3. Al final de su vida comercial incorporó lo que fue la primera caja de cambios automática con 4 relaciones de su segmento. Un hecho inédito.

Pero el cambio llegaría con la adopción de un nuevo chasis que convertía al Toyota Corolla en un vehículo más amigable, más sencillo de conducir y sobre todo, más divertido. El Toyota Corolla de cuarta generación tuvo una gran representación deportiva con variantes SR5 tanto coupé, como liftback e incluso station.

Esta fue el último Corolla en tener toda la gama de tracción trasera. Incorporaba un diseño nuevo que se basaba en un tren trasero con cinco barras de articulación y una barra Panhard. Delante llevaba un ahora convencional aunque relativamente novedoso en la época esquema McPherson.

El mejor comentario que recibió esta nueva hornada de Toyota Corolla fue que parecían mucho mas lujosos y caros de lo que realmente eran. Y éste si que ha sido un atributo que se ha mantenido hasta ahora intacto. Calidad a un precio muy reducido.

Toyota Corolla, quinta generación coronada por el lanzamiento del GT-S

La quinta generación del Toyota Corolla se reconoce por la creación del coche que daría lugar a un gran número de preparaciones por los mejores especialistas de Japón, el GT-S, un Corolla que sirvió como plataforma mecánica para el nacimiento del mítico Toyota MR2 en 1985.

toyota corolla

Si las variantes deportivas SR5 equipaban el propulsor 1.6 con unos 100 caballos de potencia, el GT-S aumentó la caballería hasta los 124 caballos de potencia máxima lo que animó a los especialistas en tunning japonés a meterle la llave inglesa.

Esta quinta generación abarca los años comprendidos entre 1983 y 1986 y pese a que se convirtió en el primer Toyota Corolla en tener tracción delantera y supuso el cambio total de mentalidad porque a partir de este momento todos los Corolla serán tracción delantera.

Pero la quinta generación también tuvo variantes con tracción trasera, que son en los que se ha basado el Toyota GT86 y es que querían hacer un vehículo que no se pudiera medir en números ya que las impresiones, las emociones y las sensaciones que transmitía esta quinta generación tracción posterior valían su peso en oro. Es tanto, que aún sigue siendo uno de los Toyota Corolla más cotizados en el mercado de segunda mano por su peso, potencia, tracción trasera y sobre todo, por su diversión.

Es tal su reconocimiento, que el propulsor aún sigue siendo una joya sobre ruedas y hay muchos talleres en el mundo que se dedican en exclusiva a realizar estos motores, a repararlos y a potenciarlos por la cantidad de seguidores que tienen.

A modo de curiosidad, en 1987 nacía el Toyota Corolla FX, una Joint-Venture entre Toyota y General Motors que produciría un nuevo Corolla Hatchback de puerta trasera recta, inspirada en el diseño del Volkswagen Golf y disponible con motorizaciones 1.6 litros SOHC y DOHC.

Hasta aquí nuestro primer repaso a la historia del Toyota Corolla, un modelo mítico del que dentro de muy poco os ofreceremos la prueba que hemos realizado a su último modelo, El Auris de 2013.